Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Reiteran limpieza no tiene que ser explosiva

04/21/2008 |01:13 p.m.

Un profesor de química de la Universidad de Puerto Rico (UPR) sostuvo que la tecnología de cámaras de detonación que diseña la empresa contratada por la Marina de Estados Unidos para hacer la limpieza en Vieques, CH2MHill, sí se puede utilizar allí para desactivar los explosivos encontrados en la antigua zona de tiro de la isla municipio.

Un representante de CH2MHill, Tim Garretson, insistió el jueves a los periodistas durante un recorrido por la antigua zona de prácticas bélicas en Vieques, que no puede utilizar las cámaras de detonación para limpiar en Vieques porque "no es factible". Dijo que el modelo de cámara T-10, que es el que alegadamente está disponible, es muy pequeño para manejar las municiones abandonadas en la Isla Nena.

Sin embargo Jorge L. Colón, profesor del Departamento de Química del Recinto de Río Piedras de la UPR, afirmó que CH2MHill "también fabrica cámaras de detonación controlada mucho más grandes... los modelos T-25, T-30, T-60, D-100 y D-200".

Todos excepto los modelos D-100 y D-200 son portátiles, según documentos enviados por Colón, y los modelos del T-10 al T-60 toleran municiones de hasta 155 milímetros.

El profesor Colón, quien permanece en año sabático en Texas A&M University, envió a Prensa Asociada varias presentaciones en el programa de computadoras Power Point preparadas por varias empresas que se dedican a la manufactura de ese tipo de tecnología, incluida CH2MHill.

"Yo le he presentado esta realidad (de las cámaras de detonación) a la Marina, a CH2MHill, a la Junta de Calidad Ambiental (JCA) y a la EPA (Agencia federal de Protección Ambiental) en varias reuniones", sostuvo en un comunicado.

Dijo que "CH2MHill ha presentado, en varias conferencias internacionales sobre la limpieza de bases militares, que tiene fabricadas cámaras más grandes que ya se están utilizando experimentalmente en Estados Unidos y en varias partes del mundo, incluso por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos".

Según Colón, algunas de las cámaras que CH2MHill ha presentado pueden aguantar la detonación de bombas de hasta 250 libras, y señaló que se espera la fabricación de otras de mayor envergadura, por esta y otras compañías.

El funcionario de CH2MHill confirmó el jueves que la empresa fabrica sus propias cámaras de detonación, pero que no es seguro para el personal mover las bombas vivas de mas de 500 libras.

Pero en el recorrido de la prensa, se mostraron municiones de tamaños diversos entre las que hay que destruir y recoger.

Actualmente, las municiones halladas en Vieques son trasladadas y puestas en fila para ponerles un cable encima que sirve de ignición para detonarlas al aire libre.

En mayo de 2007, CH2MHill presentó en un simposio en Reno, Nevada, que la cámara de detonación más pequeña, la T-10, destruyó de forma segura más de 25,000 municiones y proyectiles de hasta 105 milímetros en la Reserva Militar de Massachusetts. También puede destruir granadas y cartuchos, según los documentos enviados por Colón.

Otra presentación mostrada en Lunenburg, Alemania, en 2006, asegura que el ejército belga destruyó armamento de la Primera Guerra Mundial utilizando los sistemas T-10 y T-60.

Otro de los documentos, con fecha de 2002 y preparado por DeMil International, una subsidiaria de CH2MHill, presenta los modelos D-100 y D-200, que son fijos y no portátiles, como "de gran capacidad y alta productividad".

La zona este de Vieques fue blanco de prácticas de tiro de la Marina por más de 60 años.