CAMUY. Un nuevo espacio para el arte como manera, no solo de embellecer sino también de transmitir mensajes, se está abriendo en Camuy en la forma de un mural con manos haciendo símbolos de lenguaje de señas, que busca crear conciencia sobre la población sorda.

“Este mural surge de una idea que había anteriormente aquí en esta pared. Acordamos crear la palabra Camuy en lenguaje de señas. Anteriormente, había un mural parecido a este, pero esas palabras no estaban bien señaladas con las manos y se corrigió esa parte”, explicó a Primera Hora el maestro de arte y pintor Luis Galarza Ramos.

Pero el artista quiso ir más allá con el mensaje de las imágenes que está creando en una pared del área recreativa del Peñón Brusi.

“Este mural tiene diferentes manos, de diferentes tonos de piel, de mujeres y hombres, reflejando huellas también, que simbolizan esa huella que dejan estas personas, que viven entre nosotros, que necesitan este lenguaje de señas para poder comunicarse con nosotros. Son personas importantes, son personas comunes y corrientes, que están aquí, en este pueblo, en Puerto Rico, a nivel mundial. Eso es lo que se quiso reflejar en este mural, esta palabra de Camuy, que nosotros nos unamos y seamos bien comprensivo con estas personas”, agregó Galarza.

Este no es el primer mural de Galarza en Camuy, pues ya participó en la confección de otro que rinde homenaje a las profesiones que han estado en la primera línea de lucha contra el COVID-19, así como en uno más refleja a las diversas profesiones que mantienen la vida y el ritmo del pueblo.

“Seguimos pintando, siempre reflejando lo que es la ciudadanía de este pueblo, que es el motor que mueve este pueblo. Ya sean los funcionarios públicos, los maestros como yo, todos, todas las personas que vivimos en este hermoso pueblo, que somos los que echamos este pueblo hacia adelante. Todos los murales reflejan eso”, comentó el artista.

Galarza agregó que es importante reflejar a todo tipo de personas, “el trabajador, el niño, el estudiante”, y también a la comunidad sorda.

“Tenemos que darle importancia también a ellos. No podemos olvidarnos de ellos. Tenemos eventualmente otro mural más que va a ser con los niños de autismo, que se va a hacer en el parque pasivo del pueblo. Es tocar la fibra de cada uno de los ciudadanos camuyanos, no importa sus condiciones, su estatus, raza, sexo, lo que sea, nosotros tenemos que ser comprensivos, tenemos que ser personas que demos ese paso para poder ayudar a todos estos ciudadanos”, insistió.

Aprovechando el motivo del mural para hacer un llamado a enseñar y aprender el lenguaje de señas para poder comunicarnos con quienes usan ese lenguaje.

“Nosotros, yo como maestro, como ciudadano, como artista, debo aprender este lenguaje de señas, porque puede haber, incluso, un caso de emergencia que tenga que ayudar a ese ciudadano y no saber el lenguaje de señas, no saberme comunicar con él, puede afectar su vida. Creo que debemos impulsar una educación en ese aspecto”, afirmó Galarza.

Actualmente, no hay un censo preciso que arroje cifras sobre cuántas personas sordas hay en Puerto Rico. Aunque en febrero pasado, en entrevista con este diario, Aslín Díaz, presidenta de la organización Escucha Mis Manos, que apoya a la comunidad sorda, indicó que la entidad había calculado que serían unas 280,000 personas.

El alcalde de Camuy, Gabriel Hernández, se expresó satisfecho con la obra y su mensaje, que forman parte de un esfuerzo mayor del municipio en favor de las artes.

“Este es nuestro tercer mural desde que comenzamos este proyecto de hacer diferentes murales en nuestro pueblo. Lo que buscamos realmente es embellecer a nuestro pueblo, pero a la misma vez transmitir un mensaje a través de cada mural”, comentó el alcalde.

El mural fue inaugurado oficialmente el pasado viernes, 23 de julio.

El alcalde destacó que, en momentos en que se recortan presupuestos para las artes por doquier, Camuy le dedica recursos y espacio “y lo hacemos con manos camuyanas”.

El alcalde de Camuy, Gabriel Hernández, se expresó satisfecho con la obra y su mensaje.
El alcalde de Camuy, Gabriel Hernández, se expresó satisfecho con la obra y su mensaje.

“Lamentablemente, cada día son menos los recursos económicos que se asignan a este tipo de proyectos. Nosotros en la administración estamos enfocados en darle importancia a las artes y la cultura. Por eso es que nuestra oficina de turismo le estamos cambiando el nombre a Oficina de Arte, Cultura y Turismo. Para mí es primero el arte y la cultura, y después trabajamos el turismo. Y eso va a ser el enfoque de cómo podemos combinar la cultura, el arte, y desarrollarlo en turismo”, aseguró.