Diez empleados del Hospital La Concepción en San Germán esperan por los resultados de sus pruebas de coronavirus luego que fueran aislados por la institución al entrar en contacto con un paciente que resultó positivo a la enfermedad.

La portavoz del hospital, Sandra Caro, indicó que este grupo es parte del personal que la institución puso en cuarentena el pasado lunes, 23 de marzo para evitar un posible contagio a pacientes, a empleados administrativos y a trabajadores de la salud.

De esos empleados, aunque no pudo precisar la cantidad que fue puesta en aislamiento, ya algunos se han reincorporado luego de que las pruebas resultaran negativas. En tanto, se espera que los análisis de los demás estén listos en los próximos días.

Caro aclaró que las pruebas no se les hicieron a los empleados el mismo día, sino a medida que estaban disponibles los kits.

“Están esperando unas 10 pruebas que se efectuaron y los resultados se esperan recibir en los próximos días”, dijo.

La administradora del hospital, Felícita Bonilla, no estuvo disponible para entrevista. Sin embargo, en declaraciones escritas manifestó que la administración “se mantiene en contacto con los empleados que permanecen retirados de sus labores para monitorear el estado de salud”.

Fuentes de Primera Hora indican que el paciente al que se expusieron los empleados labora en el municipio de San Germán. Actualmente se encuentra intubado en la unidad de intensivo de la institución hospitalaria.

Aseguran que el hombre se contagió luego de estar en contacto con su hermano, quien había viajado desde Florida.

La situación se da en momentos que la Unión Laboral de Enfermeras y Empleados de la Salud (ULEES), denunciaran a la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional federal (OSHA), que varios hospitales locales, incluyendo el Hospital La Concepción, no les permite a sus empleados utilizar el equipo de protección para tratar a pacientes en medio de la pandemia.

Ariel A. Echevarría Martínez, funcionario de la Unión, indicó que la institución hospitalaria había retirado de sus labores a cerca de 40 empleados por sospecha de contagio.

En ese sentido, Bonilla manifestó que como medida de prevención luego de la declaración de emergencia en la Isla, el hospital canceló la visitas a pacientes recluidos.

“También instalamos puntos de cotejo en todos los accesos del hospital para identificar empleados, pacientes o médicos con síntomas relacionados al virus. Además, habilitamos un área de cernimiento exclusiva y exterior a la sala de emergencia para atender los casos sospechosos de coronavirus. Siempre hemos contado con todo el equipo de protección necesario para atender estos casos y desde los inicios no hemos cesado en la integración de medidas preventivas para evitar los contagios, según lo establece el CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, en español) y el Departamento de Salud”, afirmó Bonilla.

Otros de los hospitales que señaló la ULEES con falta de medidas preventivas para su personal fueron el Hospital Damas, San Lucas y San Cristóbal, todos en Ponce; así como el hospital San Carlos Borromeo en Moca, el Hospital Perea, en Mayagüez; Dr. Susoni, en Arecibo; el Hospital Auxilio Mutuo, en San Juan y el Hospital Menonita en Guayama.

María Mercedes Torres Bernal, administradora del Hospital Damas en Ponce, rechazó, por su parte, las denuncias e indicó que la institución que administra sí cuenta con el equipo de protección personal para los casos sospechosos. Sin embargo, aseguró que ha establecido unos controles porque la comunidad, quien también está necesitada de los artículos de emergencia, se los lleva.

“Se prepararon unos kits y está todo el equipo disponible para el personal en los casos indicados. Hemos tenido que establecer nuestros controles como toda institución, pues porque si los dejamos ahí (disponibles), desaparecen. Pero tenemos los controles y los protocolos establecidos para el bienestar y la protección de nuestros empleados y médicos”, manifestó.

“Si dejamos expuestos los materiales, pasa, por ejemplo, con los hand sanitizer que tenemos en el pasillo, pues la gente de afuera viene las llena y se lleva el material. Los guantes si están colocados en algún lugar, pues la gente en la comunidad los está buscando (también). Tenemos control porque en todo el mundo hay una escasez de los materiales. Las entregas no son como anteriormente, así que estamos vigilantes para que nuestro personal no le falte material de protección, pero que se use, según los protocolos establecidos por el CDC. Nosotros estamos siguiendo las guías del CDC y la Organización Mundial de la Salud y tenemos disponible el equipo en caso de que lo necesite, según las guías y los protocolos”, apuntó.

De igual manera se expresó el licenciado Rubén Norat, principal oficial de Operaciones del Sistema de Salud Menonita, al indicar que en las instituciones se estableció un protocolo para el uso responsable de los materiales.

“El Hospital Menonita de Guayama y todas nuestras facilidades hospitalarias cuentan con el equipo de protección y materiales que necesita el personal clínico y de primera respuesta. Reconociendo que se trata de equipo esencial para el manejo de pacientes, hemos establecido protocolos para el uso consciente y responsable del mismo, según las necesidades de cada área. Todos sabemos que en este momento, hay una alta demanda de estos materiales a nivel mundial”, puntualizó.

Primera Hora intentó obtener una reacción del Hospital San Lucas, en Ponce, pero al cierre de esta edición no se recibió respuesta. De igual forma, se intentó entablar comunicación con la administración del Hospital Perea en Mayagüez, pero no fue posible.