El Municipio de Ponce espera por la energización de su “campamento base” para comenzar con el traslado de damnificados de los terremotos desde el refugio principal al estadio Paquito Montaner.

Con una matrícula total de 936 refugiados, 362 familias, 169 personas solas, seis impedidos, 19 mascotas y ocho veteranos cerró la tarde de ayer el centro de servicios certificado en Ponce, establecido en la escuela vocacional Bernardino Cordero Bernard.

“Una vez la Guardia Nacional finalice con los procesos de instalación, se comenzaría con el traslado de refugiados de un centro a otro. Se iniciaría con los encamados y las personas que perdieron sus residencias para luego continuar con los restantes.  Hay espacios, aproximadamente, para 1,500 personas”, explicó la alcaldesa María E. Meléndez Altieri.

El “campamento base”, establecido por la Guardia Nacional, solo espera por completar la conexión del servicio de energía eléctrica, lo que deberá ocurrir hoy, según se informó.

“Ponce está en lucha y sin dar vuelta atrás. La administración municipal se ha apropiado del proceso de la ciudad junto a las agencias de servicio estatal y el apoyo incondicional del Ejecutivo. Su norte es acelerar el proceso de ajustes de seguridad y la otorgación de servicios en favor de todas las personas afectadas por los terremotos que han afectado la zona sur desde el pasado 28 de diciembre pero que el 7 de enero arremetió con un movimiento telúrico que alcanzó los 6.6 en la escala Ritcher”, se indicó por escrito.

El Municipio Autónomo de Ponce refirió a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) todos los damnificados que se han reportado en la ciudad hasta el momento.

“Nuestra Oficina para el Manejo de Emergencias Municipal ya sometió a FEMA el listado de las querellas recibidas por parte de nuestros ciudadanos. Ya adelantamos este paso y ahora todos pueden solicitar la Asistencia Individual directamente a la agencia federal”, reveló Meléndez  Altieri.

“Exhortamos a todos los ponceños y ponceñas que reportaron daños en sus residencias y negocios, a nivel municipal, a que llamen al 1-800-621-3362 para que llenen la documentación requerida, la cual determinará si usted es elegible para recibir cualquier ayuda”, dijo.

La Oficina para el Manejo de Emergencias Municipal (OMME) ha recibido 614 querellas de residencias privadas afectadas y el colapso de una de ellas en las Parcelas Amalia Marín en la Playa de Ponce.  OMME sigue de cerca otras dos residencias en la comunidad El Tuque porque sus estructuras están muy comprometidas   Se dijo que 28 condominios, cuatro residenciales públicos y un centro de envejecientes también resultaron afectados. 

“Los trabajos en la estación de peaje en la PR #52, en Ponce, están muy adelantados y en los próximos días inicia la demolición del mismo.  Al momento esta carretera está cerrado y todo el tráfico discurre por la carretera #2”, informó Meléndez Altieri.

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) informaron que solo seis abonados no tienen el servicio mientras la Acueductos indicó que el 100% de los abonados cuentan con el servicio, excepto aquellos que viven en sectores donde no hay luz y las bombas dependen de estas para funcionar.

Todos los refugiados están siendo atendidos por las agencias estatales y municipales desde el Centro de Servicios Principal y las zonas seguras a través de todo Ponce. En la escuela vocacional reciben alimentos por parte del Departamento de Educación y la Guardia Nacional, además de suministros para su aseo personal, entre otros artículos de primera necesidad. Muchos de los grupos que continúan en espacios abiertos reciben alimentos de organizaciones de apoyo durante la emergencia al tiempo en que el Municipio de Ponce instaló carpas, duchas, baños portátiles y turnos de la Policía Municipal en colaboración con la uniformada Estatal para velar por su seguridad.