La gobernadora Wanda Vázquez Garced llegó a Ponce para verificar los daños ocasionados por el sismo de esta mañana -y sus réplicas-, lo que pone de manifiesto la vulnerabilidad de la región ante los movimientos telúricos.

La primera ejecutiva, luciendo una mascarilla de color negro con la palabra “fe”, llegó al Centro de Operaciones de Emergencias de la Ciudad Señorial, donde estuvo junto a la alcaldesa María “Mayita” Meléndez y secretario de distintas agencias, como el Departamento de Salud, el Departamento de la Familia y el Departamento de la Vivienda.

Aunque se indicó en un principio que Vázquez Garced se reuniría con otros alcaldes allí, luego se indicó que no era correcto.

El terremoto de 5.4 grados de magnitud ocurrió a eso de las 7:13 de la mañana.

A su llegada, Vázquez Garced pasó por un proceso de desinfección, y entró a una unidad móvil. A los pocos minutos salió para informar que hacían un análisis de daños y que coordinaban la respuesta con el Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres y con FEMA.

“A todos aquellos ciudadanos que de alguna manera han sentido que tienen daños en su propiedad, lo más importante: verifiquen si su propiedad tiene daños o pueden permanecer en ella. Si pueden permanecer en ella, permanezcan, se les van a ofrecer todas las ayudas. Si no, que se comuniquen para nosotros poder llegar a ellos. Vamos a evaluar todos los daños para tomar las determinaciones que correspondan con todas las agencias. Gracias a todos, nos comunicamos entonces más adelante”, culminó sin permitir preguntas.

Daños visibles en la calle Salud, en Ponce.

A través de las redes sociales, la gobernadora había anticipado que ya estaba en comunicación de FEMA en la Isla, Alex Amparo. “Puerto Rico tendrá todos los recursos que necesite para cualquier asistencia”, indicó Vázquez Garced..