El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy que el Departamento de Hacienda desembolsó 77 millones de dólares adicionales a 3,659 patronos afectados por los huracanes Irma y María.

"Con este pago demostramos que nuestra política es ayudar a nuestros empresarios, particularmente los pequeños y medianos comercios, para que continúen desarrollándose en la isla al recuperar sus gastos tras los huracanes Irma y María", expresó el primer ejecutivo en un comunicado de prensa.

Con este recién desembolso, Hacienda habrá pagado 227.5 millones de dólares del beneficio a un total de 9,622 empresas.

Por su parte, la secretaria de Hacienda, Teresa Fuentes, explicó que los patronos pueden recibir hasta 1,920 dólares por empleado elegible.

Fuentes añadió que el periodo elegible para el beneficio comienza en la fecha en la cual el negocio quedó inoperante luego del paso del huracán Irma o María, y termina en la fecha en la cual el negocio reanuda operaciones significativas o el 31 de diciembre de 2017, lo primero que haya ocurrido.

Asimismo, el secretario del Departamento del Trabajo, Carlos Saavedra, agregó que en su agencia "hemos aunado esfuerzos con Hacienda para orientar y facilitar el proceso para que los patronos puedan recibir este incentivo federal".

"La ayuda significa un alivio e impulso económico para los creadores de empleos que, pese a las pérdidas estructurales y a los retos ocasionados por las emergencias atmosféricas, retuvieron a sus trabajadores y les honraron su paga", enfatizó.

"Reiteramos nuestro compromiso de viabilizar cualquier ayuda que contribuya a una fuerza laboral más robusta", puntualizó.