Naranjito - Mientras la Autoridad de Carreteras le da una solución permanente al problema de deslizamientos que pone en peligro la vida de los conductores de la carretera 167 que llevan denunciando décadas el alcaldes de Comerío y Naranjito, hoy se iniciaron los trabajos para mitigar el riesgo a corto plazo.

El problema mayor de la vía, que es jurisdicción de Naranjito pero da acceso al área metropolitana de los residentes de Comerío, surge en dos hectómetros inestables que van desde el kilómetro 7 al 7.2, donde continuamente hay desprendimiento de rocas. Según expresó el representante Rafael "June" Rivera durante un conferencia de prensa que se realizó en el lugar, los deslizamientos recientes no ocurrieron por el movimiento telúrico de la madrugada del 7 de enero, sino por la incesante lluvia del Día de Reyes.

“Esta carretera desde hace años ha venido sufriendo una serie de desprendimiento de roca, ocasionando peligrosidad a la vía y a la seguridad de las personas que aquí transita, aquí no vemos desprendimiento de tierra más bien es de roca”, explicó el alcalde de Naranjito, Orlando Ortiz Chevres.

El alcalde de Comerío, Josian Santiago, indicó, por su parte, que el problema persiste desde el momento que se hizo la ampliación de la carretera para la década del 90.

Ortiz indicó que ayer sostuvo una reunión tanto con su homólogo como con la directora de Carreteras, Rosana M. Aguilar, y el representante, donde se presentaron varias alternativas a corto plazo que pueden mitigar riesgo y promover mayor seguridad mientras se realizan trabajos de manera permanente. Entre ellos, desde hoy iniciaron trabajos de instalación de barreras de concreto de seguridad y remoción de terreno que ya se desprendió.

“Van a estar limpiando todas las rocas para que los sedimentos que todavía quedan flojos caigan y se puedan también limpiar. Posterior a eso, se va a estar construyendo una verja o malla que también va a ayudar en la seguridad. Se va estar instalando rotulación de seguridad en la vía, unos semáforos para ayudar en el movimiento de tránsito y se va a estar monitoreando el comportamiento del área  rocosa con los estudios técnicos que se tienen que realizar para posterior a eso decidir finalmente cuál es el trabajo permanente que que se tiene que trabajar en esta vía”, sostuvo Ortiz.

Ruta alternas en Comerío hasta febrero

Mientras, Santiago sostuvo que el municipio que más se afecta con la situación es Comerío porque es la principal vía de acceso hacia el área metropolitana. Se estima que la carretera continuará cerrada hasta febrero por los trabajos que se realizarán en el lugar.

“De acuerdo a lo que nos ha informado la ingeniera Aguilar de la Autoridad de Carreteras, los trabajos que se van a hacer para mitigar esta situación y por lo menos mantener un carril de acceso hacia Comerío tomará lo que resta del mes de enero. Tendremos que utilizar rutas alternas que son sumamente difíciles para Comerío pero no tenemos opción. Es un asunto de seguridad para la ciudadanía que transita por aquí. No podemos arriesgarnos, así que hay que trabajar con estas medidas de mitigación en lo que a largo plazo las agencias pertinentes buscan las solución al problema que ya sería más costosa y habría que hacer estudios de suelo”, dijo Santiago.

Como vías alternas, los conductores deberán acceder la carretera 152 por Naranjito y a la altura del sector el Abanico se toma la carretera 779 hacia Comerío. “Obviamente los residentes de Comerío ya conocen otras vías utilizando caminos municipales pero no son vías que tengan la capacidad para camiones de carga. Ahora mismo ese es el principal problema para Comerío, los suministros, la basura todo equipo pesado, las ruta alternas son más difíciles”, apuntó.

Denunció que la economía del pueblo se verá afectada y la vida cotidiana de la ciudadanía. “La gran mayoría de la fuerza laboral de Comerío se traslada hacia la zona metropolitana a trabajar por esta ruta. Es la más transitada, es un dolor de cabeza para nosotros y el impacto que tiene en la economía en mi pueblo es muy fuerte, por eso es que le vamos a dar el apoyo para que esto se pueda resolver”, sostuvo.

El representan June Rivera, por su parte, adelantó que la carretera será asfaltada en su totalidad y se busca una alternativa para en semana y media poder abrir un carril de 5:00 a 8:00 de la mañana para las personas que van a trabajar al área de San Juan y de igual manera en la tarde. “Se va a estudiar la posibilidad de que se pueda hacer con seguridad para que nuestra gente puedan usar esta área. Estamos analizando esta posibilidad”, pronunció.

Propone la construcción de túnel

Santiago, en tanto, sometió ante la consideración de la Autoridad de Carreteras una propuesta para la construcción de un semitunel o galería que a su juicio acabaría con el problema. Señaló que es un túnel que se ha probado en Estados Unidos y Europa y ha funcionado. Explicó que lo que se conoce como galería, lo cubre un material engomado de manera que las rocas que se desprendan continúen rodando y caigan al precipicio hasta el río, mientras los vehículos puedan continuar la marcha.

“Es uno de los proyectos menos costosos ante la situación que tiene esta carretera, es un proyecto que se utiliza en Estados Unidos y en Europa. Hay modelos ya de eso y la ingeniera lo va a estar considerando, eso es lo que nos informaron ayer”, sostuvo.

La construcción del túnel requeriría unos $5 a $6 millones, estimó el alcalde de la montaña. Rivera, no obstante, adelantó que la asignación de los fondos está siendo considerada por la ingeniera Aguilar. “Si es esa alternativa o es otra, tiene que aparecer de inmediato. Esta situación es importante que se resuelva a la mayor brevedad posible”, apuntó el representante.