Un peligroso reto para redes sociales protagonizado por adolescentes -y que consiste en grabar con un celular el momento en que bajo el engaño de que se trata de un juego unos menores tumban a un tercero golpeando sus piernas- ya tuvo sus consecuencias en Puerto Rico luego que un grupo de estudiantes del colegio Notre Dame de Caguas publicaran unas imágenes del momento en que ocasionan caer fuertemente al piso a compañeros de estudio.

Se trata de dos pequeños filmes -difundidos en aplicaciones como Tik Tok y en plataformas de mensajería como Whatsapp- que han alarmado a un grupo de padres de la isla que se comunicaron con Primera Hora para alertar sobre la situación.

Uno a uno los muchachos van brincando e instan a su “víctima elegida” a que haga lo mismo. Cuando el niño salta le meten el pie en el medio y provocan que se caiga de espalda golpeándose, incluso, la cabeza.

“Hablé con la nena y le enseñé los vídeos y las consecuencias que puede llevar hacer estas cosas y hacérselas a otras también. Mi gran temor es que ya pasé una experiencia con mi hijo mayor -que ya es universitario- pues cuando estaba en quinto grado jugando a pillo y policía lo empujaron de tal manera que cayó y se abrió la cabeza… hasta quedó inconsciente y terminamos en el hospital donde, finalmente, le cogieron puntos. Gracias a Dios no pasó a mayores. Pero este reto es otra cosa porque golpean a los nenes de manera inesperada y por los vídeos que he visto los golpes pueden terminar en fracturas de brazos o de cabeza”, sostuvo Wanda Rosario, residente de Cayey y madre de una niña de quinto grado.

En uno de los vídeos difundidos en la isla un grupo de niñas brincan y luego instan a un compañero varón a que haga lo mismo. Justo cuando el niño salta, una de las alumnas le pone el pie y este cae sobre sus nalgas. El niño – en evidente vergüenza- baja su rostro.

El otro filme muestra a un grupo de varones. La dinámica es la misma. Uno a uno los muchachos van brincando e instan a su “víctima elegida” a que haga lo mismo. Cuando el niño salta le meten el pie en el medio y provocan que se caiga de espalda golpeándose, incluso, la cabeza. En esta ocasión, el alumno burlado se enoja y corre detrás de uno de sus agresores.

Como estos dos vídeos hay otro circulando en las redes, pero se trata de un trío de estudiantes de un colegio en Caracas, Venezuela, según han indicado varios medios internacionales que han levantado bandera sobre la peligrosa modalidad.

Un progenitor que prefirió hablar bajo anonimato reveló que, en efecto, las imágenes de la isla se trata de un grupo de estudiantes del colegio Notre Dame, en Caguas, donde la directiva ya tomó acción disciplinaria ante lo acontecido.

“Luego de las imágenes divulgadas de las cuales la escuela tuvo conocimiento esta mañana, estamos haciendo las investigaciones y hemos tomado medidas radicales correctivas. Más adelante estaremos brindando más información”, notificó el plantel en un mensaje interno a todos los padres enviado ayer a la 1:46 de la tarde.

Primera Hora se comunicó al colegio en horas de la tarde pero no logramos comunicación. También se envío un mensaje a través de la página de Facebook del colegio y aún no hemos recibido respuesta.

Serias consecuencias

El doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio de Médicos de Puerto Rico, catalogó como un “juego mortal” la nueva modalidad entre adolescentes y advirtió que “una caída como esa que se ve en los vídeos puede provocar fractura craneal y otros daños severos”.

“Esos niños pueden quedar con daños permanentes como convulsiones, quedar vegetales o morir. Estamos hablando desde una contusión leve o una fractura hasta la muerte. De hecho, hemos tenido pacientes -niños y adultos- que se han muerto por caerse de sus pies. Así que mi exhortación es que no hagan ese reto. Puede ser un juego mortal”, sostuvo al indicar que al momento no se han recibido niños en el Hospital Pediátrico con traumas relacionados a estos retos de redes sociales.

El bullying en la ciudadanía digital

Mientras, para la abogada y experta en temas de redes sociales, Julizette Colón, este tipo de retos peligrosos que se inician en las plataformas digitales son preocupantes y “dice mucho del ambiente al que estos niños y niñas están expuestos en cuanto a su educación y crianza”.

“La culpa no la tiene la tecnología. Este es un servicio que se hizo para conectar y viabilizar, no para hacer bullying…y algo que los padres deben comprender es que cuando le dan un celular a sus niños, más allá del mero ejercicio de conectividad le dan acceso a prácticamente todo lo que sucede en el mundo. Y en estas edades que los niños son altamente impresionables el consejo para los padres es que deben supervisar los dispositivos. Y lo más importante: incluyan en las conversaciones con sus hijos la empatía”, manifestó.

En cuanto a Tik Tok dijo que se trata de una aplicación para colgar vídeos de corta duración y es “típicamente para adolescentes” que han ido emigrando de otras plataformas como Snapchat.

“Esta aplicación es preocupante porque ya ha salido información y reportes de que sus creadores la utilizar para espiar a los usuarios”, expresó.

La también fundadora de la firma de inteligencia social MONITOR SN, destacó que siempre hay formas de que los padres puedan monitorear esta y otras aplicaciones a través de las guías de “parental control”.

“Papá y mamá deben estar auditando siempre las actividades de sus hijos con estos dispositivos porque no estamos hablando de tecnología que, aunque son de uso conveniente, en mentes inmaduras toman otras vertientes como ocurrió, por ejemplo, con el caso de estos niños”, dijo.