El Municipio de Morovis presentó esta mañana una demanda en el tribunal federal contra la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) por la persistente falta de servicio de agua que sufren sus comunidades.

La alcaldesa de Morovis, Carmen Maldonado González, explicó que se trata de “una demanda colectiva, de derechos civiles”, que incluye una solicitud de “interdicto de medidas cautelares y declaratorias” para exigir a la AAA que “de inmediato” provea el servicio a Morovis y se declare que se le están violando los derechos a los ciudadanos de Morovis y los clientes comerciales y residenciales de la AAA en Morovis, así como “compensación de daños y perjuicios” por una cantidad multimillonaria, “por el patrón de privación inconstitucional del servicio de agua potable al que hemos sido sometidos todos los moroveños, en violación de la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y la Constitución de los Estados Unidos de América”.

Además, indicó, “el pleito se insta en nombre del municipio de Morovis como una demanda de clase, esperando y confiando que todo el pueblo moroveño se una a esta demanda ya que está siendo afectado por años”.

Agregó que existe un caso en Puerto Rico que, aunque no es un precedente como tal, puede servir de referencia, y en el mismo se otorgó una compensación de $1,500 por cada persona, por cada día sin servicio de agua, a una familia a la que se le había cortado el agua “sin razón alguna”.

Como parte de la demanda, además, le están solicitando al tribunal federal que “declare inconstitucional la Ley Orgánica de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados que no permite que sea demandada por daños por falta de servicios a los ciudadanos. Entendemos que esto es inconstitucional, ya que esto es un derecho que está protegido por la Constitución, no solamente de Puerto Rico sino por el gobierno federal de los Estados Unidos”.

Además, solicita al tribunal que “emita una orden judicial que le exija a la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados el que se otorgue continuamente un servicio de agua adecuado para los subscriptores de Morovis”, y que “se le impongan sanciones monetarias por cada día que la AAA no pueda brindarles el servicio a los moroveños”.

Aclaró que el reclamo de compensación por daños sería retroactivo, por los años que lleva Morovis “pagando por un servicio que no recibe”.

“Saben que desde 2017 vengo presentando la situación de la falta de agua potable en el municipio de Morovis, donde miles de ciudadanos se ven afectados diariamente. En muchos de estos casos estamos hablando de semanas, pocas veces reciben durante el mes el servicio de agua potable. Sin embargo, su factura la siguen recibiendo por parte de la Autoridad, sin ofrecerse el servicio que estos ciudadanos han estado reclamando”, afirmó Maldonado. “Han sido un sinnúmero de situaciones las que hemos presentado nosotros desde el 2017 para acá”.

La alcaldesa subrayó que “hemos agotado todos los recursos habidos y por haber”, incluyendo comunicaciones y reuniones con gobernadores, visitas a Washington y reuniones con la comisionada residente, reuniones con la AAA, reuniones con la directora (presidenta) ejecutiva de la AAA (ingeniera Doriel Pagán), órdenes ejecutivas para declarar Morovis un estado de emergencia y recursos presentados ante los tribunales.

Agregó que el municipio invierte a diario miles y miles de dólares en camiones cisternas, “en recursos que el municipio no tiene porque el gobierno estatal nos sigue quitando los recursos que tenemos. Estamos hablando de miles de dólares, a veces son más de $50,000 que puedes gastar en un mes en camiones rentados, sin contar la nómina de los empleados municipales que están los siete días de la semana, durante todo el día hasta la noche, llevando agua a los hogares moroveños”.

“Estamos aquí, en representación de nuestro pueblo de Morovis, esperando y confiando que el tribunal haga justicia a un pueblo que lleva décadas sufriendo”, insistió Maldonado.

La alcaldesa aseveró que más de la mitad de los 32,000 habitantes de Morovis “se ve afectado diariamente” por interrupciones del servicio de agua. Mientras, agregó, la AAA solo da mensajes de “que en algún momento se va a estar restableciendo el sistema, que en algún momento la Autoridad va a corregir la situación, que esperemos, que tienen $10 millones, que tienen $12 millones. Pero no ocurre nada en nuestro pueblo”.

Maldonado agregó que, para hacer las cosas peores, los trabajos de la AAA destruyen calles, “rompen carreteras”, bloquean el paso a los ciudadanos, “sin una coordinación... es un desastre lo que tiene la Autoridad en Morovis. Es un abuso lo que tienen con los moroveños. Ya es humillante al punto que hemos llegado”.

Denunció, además, que “en ocasiones nos están cerrando las llaves para proveerle agua y servicio a pueblos cercanos” y afirmó que “hemos llegado hasta la planta de la AAA, algo que denunciamos, y hemos encontrado el equipo apagado, la planta eléctrica apagada. Lo hemos informado a la Autoridad, la Autoridad tiene cámaras en esas áreas y no ha podido siquiera brindarnos un informe de quién dio la instrucción para que eso ocurriera”.

“Entiendo que esto es un ataque político, que se ha levantado en mi contra, desde el día uno que llegué a levantar esta situación que estaba pasando y planteando en Morovis. Y es lo que estamos observando”, agregó Maldonado, quien agregó que, ante la dificultad, ha recurrido a usar fondos federales para entregar más de mil cisternas a ciudadanos.

La alcaldesa sostuvo, además, que, al tratarse de una demanda de clase, otros ciudadanos y otros municipios que también estén afectados por falta de servicio de agua, podrían unirse a la demanda.

“Aquel ciudadano que sienta que se les están violando los derechos y se quiera unir a esta demanda, entiendo que no habría ningún problema que se sigan uniendo a esto. Creo que con más fuerza ha llegado el momento de levantar nuestra voz, unir esfuerzos para hacer algo que realmente beneficie a los ciudadanos, y es la defensa de sus derechos. Ellos pagan por un servicio que no reciben. Y yo creo que sería idóneo que más alcaldes llevaran este mismo mensaje y sea el tribunal federal el que decrete este estado de emergencia, y se dé cuenta de lo que está ocurriendo y haga valer el derecho de todos los moroveños”, insistió la alcaldesa.

Primera Hora procuró una reacción por parte de la AAA, pero al momento no ha sido recibida.