Las noticas de la reciente caída en picada de los precios del petróleo, que llegaron a estar en negativo en un momento dado, no se han reflejado como muchos hubieran querido en el precio de la gasolina, si bien es cierto que en la bomba se está pagando menos que meses atrás.

La razón para eso es que, contrario a lo que se asume, no se da necesariamente una relación directa e inmediata entre el precio del crudo y el de la gasolina en los mercados internacionales, pues diversos factores pueden entrar en juego para controlar los precios, como son los acuerdos entre países productores, la cantidad de abastos o el nivel de consumo.

De hecho, esa baja que llegó a poner los precios del crudo en negativo no se verá nunca en la bomba en Puerto Rico, porque, como explicó la secretaria del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Carmen Salgado, en ese momento no se compró el combustible, y la oportunidad pasó de largo.

“Para hoy, a nivel internacional y también a nivel de mayorista el crudo subió a $40, de los menos $13 que llegó estar. De una baja histórica, volvió a subir nuevamente, y eso es normal en esta industria”, comentó Salgado, detallando que ante eventos como ese los países productores de petróleo se ponen de acuerdo y controlan la producción, para así controlar también los precios.

“En Puerto Rico, llegó a bajar hasta a 38 centavos (por litro). Pero los informes de venta de los mayoristas nos indican que las ventas de marzo bajaron en 21%, y en abril, bajaron un 52%. Lo que pasa es que con la pandemia del Covid-19 los consumidores puertorriqueños no estaban usando gasolina. De la misma manera, los detallistas y mayoristas tenían inventario y no estaban comprando”, explicó la secretaria del DACO.

Ahora, en cambio, con la reapertura paulatina de la economía en muchos países, y la promesa de más consumo, el mercado internacional de gasolina ha ganado esperanza, “y como venden a futuro, y esperan más demanda en los próximos meses, el precio a comenzado a subir nuevamente”.

Pero no se frustre del todo, porque, “de la misma manera que se vio de inmediato la baja (de precio) cuando cayó el petróleo, tampoco se va a ver una subida inmediata”, al menos por los próximos 15 días, pues esos mismos abastos abundantes siguen todavía ahí a la espera de consumirse y el precio recomendado para la gasolina regular ahora mismo es de 49.7 a 52.7 centavos por litro, el de gasolina premium de 57.7 a 61.7 centavos por litro y el de diésel de 42.7 a 49.7 centavos por litro.

“Probablemente, sin la pandemia y el impacto mundial que tuvo, el precio del petróleo ni se habría ido a negativo. Pero si no lo consumiste en ese momento, pues no pudiste aprovecharte de esa baja”, agregó la secretaria.

Por su parte, Luis Sepúlveda, director ejecutivo de la Asociación de Detallistas de Gasolina, sostuvo que lo que ha ocurrido en esta ocasión es que las refinerías no han pasado esa baja en el precio del petróleo “ni siquiera a los mayoristas”.

“Esa relación de que si el precio del petróleo cae, cae también la gasolina, es una fantasía No es así como dice la gente. Las refinerías no han pasado la baja en el precio (del petróleo) a los mayoristas. Y los precios de petróleo y la gasolina son diferentes en el mercado”, sostuvo Sepúlveda, agregando que en el momento que más bajó el precio de la gasolina, cuando cayó el precio del petróleo, ese mínimo se mantuvo solo por cuatro horas, y luego volvió a subir.

“Lo que está pasando es que el precio del petróleo cayó, pero el de la gasolina no. Lo más bajo que llegó en Puerto Rico fue a 42 centavos. Debió llegar a 40, pero solo bajó hasta 42. Y ahora mismo está a unos 48 centavos”, comentó. “Sí bajó cuando hubo la caída fuerte del petróleo, pero de ahí para acá ha estado subiendo”.

Detalló que, si hubiera un impacto en el precio de gasolina, se tardaría unas dos semanas en reflejarse en la bomba, porque no se da de manera inmediata. No obstante, insistió, las refinerías no bajaron el precio de la gasolina, y “se han estado mordiendo 16 centavos. Están haciendo su agosto”.

Agregó que el asunto de control de precio “solo funciona en Puerto Rico por DACO (Departamento de Asuntos del Consumidor) te obliga a bajar el precio, y lo pagan los detallistas, porque a los mayoristas no pueden tocarlos, por una cuestión de jurisdicción”, pero en el mercado internacional las cosas son muy diferentes, y “los detallistas no tienen ningún control sobre eso. La fluctuación, la forma en que funciona el mercado a nivel internacional es bien agresiva. Y aparte de eso hay una cadena tan grande de parásitos por el medio, mediadores, intermediarios, es muy difícil con todo eso”.

“Y nos atacan a nosotros, pero yo tengo que insistir en que nosotros no ponemos el precio. Eso lo controlan los mayoristas. Y ahí no tenemos alternativas”, insistió Sepúlveda.

Anticipó que no habría baja en el precio de la gasolina, pues el precio del crudo está comenzando a subir, pero coincidió con el vaticinio de Salgado de que debería mantenerse estable, “porque hay una cantidad considerable de suministro de crudo”.

Contrario a la afirmación de Sepúlveda, la secretaria del DACO indicó que sí controlan el margen de ganancia de los mayoristas y aseguró que han estado muy pendientes todo el tiempo a la situación reciente de los precios.

“Pudo haber pasado que las refinerías no pasaran esa caída de precio del crudo. Por eso pedimos información a los mayoristas, porque nos llamó la atención. Pero no fue que los mayoristas mantuvieran los precios altos. Esa fiscalización nosotros la hacemos. Lo que pasó es que no compraron porque estaban los abastos llenos”, dijo Delgado. “De la misma manera, no debe haber alza en la bomba, y si se da, sin ellos haber recibido mercancía nueva, estarían violando la ley”.

“Nosotros vamos a estar bien pendientes a la reapertura y los informes de volumen de venta. Nosotros no controlamos las refinerías, pero sí controlamos los mayoristas en Puerto Rico. No controlamos el precio que le impongan las refinerías, ellos tienen que comprar al precio que le venden, pero si controlamos que no puedan aumentar de manera injustificada el margen de ganancia. Y ese margen de ganancia está controlado al que tenían al momento de la orden de congelación de precios de DACO del pasado 13 de marzo”, insistió Delgado, reiterando que no esperaba que variara el precio de la gasolina por los próximos 15 días.