Don Luis Ángel “Wichy” Sánchez no se ha recuperado de la pérdida de su padre, de 80 años, víctima del coronavirus cuando la mortal enfermedad ahora le arrebata a su primogénito.

Así lo describió hoy a través de las redes sociales al llorar el fallecimiento de Joshua James Sánchez, de 29 años, una de las fatalidades reportadas en el informe diario que envía el Departamento de Salud.

Joshua James Sánchez, de 29 años, se convirtió el viernes en la víctima más joven del coronavirus en Puerto Rico. Su abuelo, murió días antes de la enfermedad también.
Joshua James Sánchez, de 29 años, se convirtió el viernes en la víctima más joven del coronavirus en Puerto Rico. Su abuelo, murió días antes de la enfermedad también.

Joshua es la víctima más joven del COVID-19 en Puerto Rico.

A su dolor y preocupación se suma el conocer que su nieta de cinco años, hija de Joshua, dio positivo a coronavirus, aunque no presenta síntomas. Las pruebas de cuatro hermanos de la víctima arrojaron resultados negativos.

“Nada podría prepararme para esto. Mi primogénito, mi roca. El líder de la manada. Mi bebé. Mi Joshua Sánchez MI HIJO. lloraré por ti, te extrañaré, te lloraré, te amaré, te recordaré, hasta mi último aliento”, compartió el progenitor en un mensaje en Facebook en el que indica que velará por la pequeña. “Este abuelo de corazón roto estará allí para ella. Vuela alto, mi amor”.

En otro mensaje, don Luis ofrece detalles que muestran la agresividad con la que el virus se ensañó con su hijo. Indicó que Joshua, quien era técnico automotriz, no había viajado, “ni por avión, ni por crucero”, no estuvo expuesto a multitudes y no tenía padecimientos crónicos de salud. Denunció que en dos ocasiones acudió a sala de emergencia “y nunca se le hizo prueba. Solo en la 3ra ocasión y ya con fallo respiratorio es que lo internan y le hacen las pruebas”.

No obstante, explica que su hijo “tuvo la mejor atención posible de parte de médicos, enfermeros y personal del ICU 5to piso”, del Hospital HIMA San Pablo en Caguas.

“El joven de 29 tiene un padre, una madre, familiares y amigos destrozados por el dolor de su partida. El joven de 29 tiene nombre y apellido. El joven de 29 años es mi adorado hijo, la luz de mis ojos, mi razón de existir, Joshua James Sánchez”, indica el escrito que en respuesta recibió innumerables mensajes como muestra de solidaridad para la familia.

“Tienen que tomar acción individual y actuar responsablemente. La triste realidad es que si no te cuidas, te vas a morir, y en el proceso, vas a llevarte contigo a muchos”, exhortó don Luis.

“Y yo no le deseo a nadie que pase esta nefasta experiencia. Hagan patria, ámense y demuestren ese amor propio y hacia el prójimo quedándose en casa y practicando medidas de seguridad y protección extremas. Bendiciones”, finalizó.

En otro mensaje también expresa su pesar, por la pérdida de su padre, don Pedro “Lico” Sánchez Ramos, a los 80 años el pasado 4 de abril. El octogenario padecía Alzheimer. Luis perdió a ambos familiares con tan solo 12 días de diferencia.

"Como si fuese un hermano”

A Gretchen Melissa González, la partida de Joshua también la tomó por sorpresa, pues su amigo y excompañero de estudios había mostrado mejoría, según contó a Primera Hora.

“Si no me equivoco, a él lo ingresaron el 25 de marzo, porque ya se venía sintiendo mal. Le empezó todo como con una conjuntivitis, fue al doctor, pero empeoró. Luego no quería regresar, porque no tenía plan médico”, reveló González, técnica automotriz quien conoció a la víctima cuando tomaron un curso de transmisiones automáticas. Indicó que entre sus amigos hicieron una recolección de dinero, a través de GoFundMe, para ayudar con los gastos médicos.

“El primer diagnóstico fue de influenza y conjuntivitis, pero regresó peor al doctor hasta que lo hospitalizaron. Ahí fui perdiendo comunicación con él”, lamentó. Posteriormente, supo del estado de salud de Joshua a través de la mamá de su niña.

“Era una persona brillante en su trabajo, excelente compañero como estudiante, excelente técnico automotriz, especialmente Honda”, explicó sobre su amigo, quien laboraba en el área de servicio de Honda en San Juan.

Pero fuera del área laboral, la mujer lo describe como un “gran amigo… como si fuese un hermano”.

“Nuestro grupo de estudios era pequeño, pero siempre estábamos unidos. Planificábamos hacer un reencuentro… el me ayudó mucho en el plano personal; ayudó a quien era mi pareja, fue su maestro en la práctica de la mecánica, le ayudó a conseguir trabajo. Joshua siempre estaba alegre, nunca había un no a pesar de si tenía algún problema”, recordó.Hoy el Departamento de Salud informó que 58 personas han fallecido por coronavirus en Puerto Rico, mientras hay 1,068 casos positivos.

“Quiero que le pongan una cara y un nombre”

En la tarde, don Luis pidió en televisión nacional que le pusieran rostro a los números que se reportan diariamente sobre los fallecidos por coronavirus.

“Quiero que le pongan una cara y un nombre a ese número porque mientras sigan número, como si fueran contando dólares o ganado o reses, esos son seres humanos, padres, hijos, nietos, padres de familia”, reclamó en el programa Jugando Pelota Dura, de Univision.

“Mi hijo no es un número. Mi papá fue el número 20, pero mi papá es un señor octogenario, un señor que no salió de la casa, que tuvo cuidados aquí, que nunca le dio un catarro en mi casa. Entonces, tiene nombre y apellidos: Pedro Sánchez Ramos, ese el número 20. Ese número 58 es el primer caso, ahora como si se hubieran sacado la lotería. No debe ser así, Joshua James Sánchez, mi hijo, mi sagrado, amado y adorado hijo”, sostuvo.

Además, expuso que tras llevar a su hijo al hospital a él no le realizaron las pruebas de coronavirus y lo enviaron a su casa. Dos días después, cuando volvió para llevar a su padre, también lo iban a enviar a su residencia sin hacerle los exámenes de Covid-19.

“Yo me quedé allí y le dije ‘doctor, hágame las pruebas a mí porque yo soy cuidador de ambos, yo estoy expuesto’”, contó.

Don Luis reiteró su clamor de consciencia a los ciudadanos de Puerto Rico para que tomen las medidas de precaución necesaria y se mantengan en sus hogares.

“Mi hijo adquirió esto de alguien asintomático que no se sabe ni quién es. Hay gente por ahí contaminando a otras personas, que no saben que tienen el virus”, indicó.

Pide información de los casos

Por su parte, el alcalde de Caguas, William Miranda Torres, indicó que supo de la muerte del joven por los medios de comunicación y no por el Departamento de Salud.

“Para la familia de este joven de 29 años fallecido, y para todas aquellas familias que han perdido un ser querido a causa de esta enfermedad, mis más sinceras condolencias y mi abrazo solidario. Continuaremos trabajando sin descanso para hacer frente de la mejor manera posible a este enemigo global”, indicó en declaraciones escritas.

Además, le reiteró su solicitud a las agencias locales para que le divulguen a los alcaldes los detalles de las personas positivas a COVID-19.

Explicó que el pasado 13 de abril le envió una carta al secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González, para que le hiciera llegar la información, pero que los intentos han sido infructuosos.

“Es sumamente importante obtener esta información para ayudar con nuestras iniciativas municipales a los familiares de las víctimas y a los contagiados. Además, teniendo esa información podemos dirigir esfuerzos para evitar mayores contagios. Espero que el gobierno central comprenda la importancia de que se brinde la información sobre los casos positivos por municipio”, sostuvo Miranda Torres.