En un esfuerzo por evitar la propagación del coronavirus en sus municipios, los alcaldes de San Lorenzo, José Román Abreu, y Villalba, Luis Javier Hernández cerrarán varias de las vías que conducen a sus municipios.

San Lorenzo, indicó, que cerrará el paso en 10 de los 14 accesos al pueblo samaritano a partir de mañana.

El ejecutivo municipal dejará abiertas solo las cuatro vías principales para la entrada y salida de los suplidores de alimentos y medicamentos, las personas que deban ir a citas médicas o los que van a trabajar a otros pueblos.

Su determinación responde, según indicó, a las constantes intervenciones realizadas por la policía municipal y estatal con residentes de otros municipios que no están respetando el toque de queda impuesto por el gobierno, y que establece que solo pueden salir de sus casas aquellas personas que brinden un servicio esencial.

El también presidente de la Asociación de Alcaldes explicó que en las entradas que permanecerán abiertas, (PR-183 - hacia Caguas y hacia Las Piedras; PR-203 – conocido como expreso Chayanne, desde la PR-30; PR-181 – de San Lorenzo hacia Patillas) habrá centros de cotejo donde a toda persona que se disponga a entrar al municipio se le tomará la temperatura.

El alcalde de San Lorenzo, José Ramón Román Abreu. (alberto.bartolomei@gfrmedia.com)
El alcalde de San Lorenzo, José Ramón Román Abreu.

Permanecerán cerradas: PR-902 (San Lorenzo a Yabucoa), PR-916 (San Lorenzo a Yabucoa y Las Piedras), PR-928 (San Lorenzo a Juncos), PR-181 (San Lorenzo a Gurabo y Juncos), PR-765 (San Lorenzo a Caguas), PR-788 (San Lorenzo a Caguas), carretera 9920 (San Lorenzo a Yabucoa), carretera 7740 (San Lorenzo a Patillas y Cayey) y la carretera 9929 (San Lorenzo a Juncos).

En la actualidad, San Lorenzo tiene dos casos positivos de COVID-19.

“Todas las personas que pasen por ahí les vamos a tomar la temperatura, nos tiene que presentar el documento de la empresa para la cual trabaja o la cita médica a la que va a asistir, o el documento de la fábrica en la que trabaja. De ahí en fuera, se supone que todas las personas, de acuerdo a la Orden Ejecutiva (firmada por la gobernadora Wanda Vázquez Garced) permanezca en sus hogares y que única y exclusivamente salgan al supermercado, al garaje o a la farmacia. Esa es la instrucción de la orden ejecutiva y nosotros vamos a tomar todas las medidas que sean necesarias para garantizar la salud de nuestra gente”, puntualizó.

Para hacer valer su directriz, el alcalde sostuvo que colocará vallas de cemento con su debida rotulación en las 10 entradas al municipio. Mientras en los cuatro puntos abiertos para cotejo estará la policía monitoreando a la ciudadanía que entra y sale del municipio.

“Si la persona no tiene los documentos oficiales que especifica la Orden Ejecutiva no puede entrar al municipio”, puntualizó.

“La medida la tengo que hacer porque gente que no pertenece a nuestro municipio entra aquí y cuando se le pregunta ‘¿qué hace aquí?’, están paseando. Esto no es momento para pasear, este no es momento para visitar familiares, esto es un momento para mantener el distanciamiento social y yo voy a hacer cumplir la orden ejecutiva de la gobernadora, tomando las medidas que tenga que tomar”, aseguró.

Román Abreu dijo que contratará policías retirados para reforzar a los municipales y estatales destacados en esta misión. No precisó la cantidad.

“El comisionado de la Policía de San Lorenzo, Reynaldo Alverio, está trabajando los contratos con la compañía privada”, señaló.

Por otra parte, en cuanto al equipo, sostuvo que por el momento trabajarán con 25 termómetros capaces de tomar temperatura corporal a seis pulgadas de distancia de la frente. Asimismo, los distribuirá por los establecimientos “para garantizar que todas las personas que entren no tengan fiebre”.

Explicó que al tomar la determinación del cierre vial se lo notificó a Departamento de Transportación y Obras Públicas y lo consultó con el secretario del Departamento de Seguridad Pública, Pedro Janer, y el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera.

“Esto no se ha hecho de la noche a la mañana, esto es una conversación con el Estado. Nosotros lo hemos conversado con todas agencias que tienen que ver con las vías públicas de nuestro país. Con (el Departamento) Transportación hay notificarle. Esto más bien va dirigido al secretario de Seguridad Pública, el comisionado de la Policía de Puerto Rico que son, prácticamente, los que están al frente de la seguridad del país”, indicó.

“Esto no es cuestión de verlo con buenos ojos o no esto, es cuestión de que ahora mismo nosotros hemos tenido que cerrar a nivel de país cuarteles de la policía, estamos perdiendo la seguridad de nuestro país y nosotros tenemos que tomar medidas contundentes para garantizar la protección de nuestros oficiales para garantizar la seguridad de nuestra gente y para decirle a otros que vienen de otros municipios de visita al nuestro que no estamos de visita”, agregó.

Dos casos de COVID en San Lorenzo

Román Abreu afirmó que en el municipio hay dos casos de coronavirus y lamentó que no haya sido el Departamento de Salud el que se lo notificara.

“El Departamento de Salud, al día de hoy, no me ha reportado nada, pero nosotros sí tenemos información de que hay dos casos registrados en San Lorenzo. No puedo decir que son confirmados, porque me falta un poco de información todavía, pero sabemos que sí hay dos casos en San Lorenzo”, dijo.

Sostuvo que las personas trabajan en la industria de la salud en municipios distantes, pero residen en el municipio.

“Esas personas se contagian en sus áreas de trabajo que quedan distantes del municipio y nosotros nos enteramos porque viven en San Lorenzo, pero el Departamento de Salud no ha sido responsable con nosotros indicándonos que aquí hay dos casos”, manifestó.

“Yo llevo semanas expresándome y diciendo que tienen que distribuir las pruebas por todos los laboratorios de Puerto Rico, que tienen que hacer un listado de todas las personas que están contagiadas. Nosotros no queremos el nombre de la persona, nosotros queremos saber dónde están, ¿para qué?, pa’ nosotros protegerlo y llevarle los alimentos, porque imagínese si es una persona sola que está contagiada, ¿quién le va a comprar los alimentos? Alguien tiene que ver por esa gente”, añadió.

Villalba también cierra accesos

El alcalde de Villalba, Luis Javier Hernández, también tomó ayer la decisión de cerrar las fronteras de su municipio para detener la propagación del virus.

“Hay muchas personas en la calle que están haciendo uso incorrecto de la Orden Ejecutiva sin ninguna justificación dando vueltas por ahí... La única forma que nosotros podemos controlar que la gente que esté en la calle sea única y exclusivamente relacionada a la emergencia es estableciendo unos puntos de cotejo en las entradas del pueblo”, justificó el también vicepresidente de la Asociación de Alcaldes.

Luis Javier Hernández, alcalde de Villalba (Archivo)
Luis Javier Hernández, alcalde de Villalba.

Aseguró que el plan de trabajo está listo e indicó que mañana comienza a cerrar carreteras terciarias. En las carreteras principales, PR-149, la PR-151 y la PR-150, se apostarán policías para corroborar que todo el que entre a la ciudad tiene una justificación válida por el toque de queda.

“De lo contrario no entra. Obviamente, el que sale puede salir libremente, pero el que entra va a tener que explicarle al policía que tiene razón válida para estar en la calle”, apuntó Hernández.

En el caso de los cuidadores que deben salir a la calle, el mandatario municipal creó una plataforma digital donde deben registrarse. Al momento hay 150 personas que están en el listado, el que será entregado a los policías en las entradas al pueblo.

Agentes municipales serán quienes estén a cargo del monitoreo de la entraba a Villalba. Sin embargo, el ejecutivo municipal solicitó apoyo a la policía estatal.

“Ya me comuniqué con el distrito de Villalba y le dije que esa era la intención mía como alcalde, para garantizar el cumplimiento con el toque de queda y que ellos entonces hicieran su plan de acción para ayudarnos. Si la policía estatal nos ayuda, mejor todavía, pero por lo pronto lo haremos con policías municipales”, apuntó.

Invita a homólogos a tomar sus medidas

Hernández Ortiz invitó a otros alcaldes a tomar el asunto de los contagios con seriedad y que también implanten estas medidas.

“La verdad del caso es que la gente no entiende la seriedad de este asunto y la gente no comprende que esto apenas está comenzando. Que ya se van a disparar los casos positivos y tenemos que seguir tomando medidas de control para evitar que la gente esté en la calle”, dijo.

De igual manera, adelantó que a pesar de que el Departamento de Salud tampoco le ha notificado de casos en su municipio, sí tiene conocimiento de que hay personas que esperan los resultados de pruebas o tienen síntomas y los médicos están esperando para practicarle la prueba.

Contrata servicios de epidemióloga

El alcalde adelantó que ante la falta de seguimiento a los casos de coronavirus, el municipio contrató los servicios de la epidemióloga villalbeña Fabiola Cruz López, quien le prepara un protocolo de rastreo de casos del COVID-19, los cuales se realizarán a través de un banco de llamadas bajo estricta confidencialidad.

“Desde noviembre, ella nos está preparando un protocolo de rastreo junto con otro grupo de médicos. Vamos a estar monitoreando los casos positivos y los sospechosos con trabajadores sociales, médicos, sicólogos, que le van a estar brindándole ayuda y herramientas a esas personas que tienen COVID. Si no tomamos estas medidas de rastreo puede producirse un disparo considerable en casos positivos y entonces el sistema de salud en el país no tiene la capacidad para (soportar) eso”, manifestó.

El alcalde entiende que para la próxima semana ya pudiera estar en funciones y divulgar el teléfono donde las personas podrán comunicarse.

Otros alcaldes no piensan igual

El alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, no considera adecuada la iniciativa de los ejecutivos municipales de Villalba y San Lorenzo ante los momentos de tensión que vive el pueblo actualmente. También cuestionó la potestad legal que tienen sus homólogos para cerrar las carreteras estatales, así como los recursos para poder ejecutarlo.

El alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez.

“El tomar medidas adicionales que puedan afectar aun más la población, pues habría que evaluarla de una forma más amplia. Cómo esto puede afectar todavía más a un pueblo que está con el estrés, que se está viviendo y si los alcaldes tenemos la capacidad legal para poder cerrar carreteras estatales en nuestro pueblo y lo tercero si tienen la capacidad y los recursos humanos para poder hacer eso. Cada cual tiene su librito, yo no veo propio”, aseguró.

Jiménez entiende que ya la gobernadora estableció unas medidas amplias para controlar la pandemia y que el país debe hacer un esfuerzo para quedarse en su casa.

El acalde dijo, además, que para hacer valer el toque de queda, está haciendo bloqueos en las carreteras junto a la policía estatal. “Lo que hay que hacer es hacer valer la orden ejecutiva. En San Sebastián está bastante controlado el tránsito”, dijo.

En Barceloneta, por otra parte, el cierre de fronteras tampoco es una alternativa para la alcaldesa Wanda Soler por entender que complicaría el escenario que actualmente se vive con la emergencia.

La alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler.

“Barceloneta tiene, al menos, seis accesos a diferentes áreas dentro del pueblo y con otros municipios. A esto se suma la cantidad de industrias, oficinas de salud, entre otros, que ubican en el municipio las cuales reciben personas de todas partes. Muchos de estos ofrecen servicios esenciales durante la emergencia que vive el país en la actualidad. Así que el cierre de las fronteras complicaría el escenario”.

Peñuelas pide que la Guardia Nacional intervenga

En tanto, el alcalde de Peñuelas, Gregory Gonsález Souchet, entiende que la policía municipal no es suficiente para hacer valer el toque de queda, por lo que solicitó a la gobernadora Wanda Vázquez que extienda las funciones de la Guardia Nacional y los destaque en los municipios para establecer puntos de control y cotejo.

En la foto, Gregory Gonsález Souchet, alcalde de Peñuelas (david.villafane@gfrmedia.com)
En la foto, Gregory Gonsález Souchet, alcalde de Peñuelas.

“Con ocho efectivos en la policía municipal se nos hace imposible hacer cumplir de manera efectiva el toque de queda que la gobernadora ha decretado, y el cual, todos debemos estar de acuerdo, pues representa nuestra mejor defensa para combatir la propagación del COVID (19)”, señaló.

Incluso, dijo que los propios compueblanos han solicitado que las vías del pueblo sean cerradas, aislando de esa manera ese municipio.

“La gente está desesperada, abrumada y nosotros también, y es humanamente imposible establecer puntos de cotejo y control con los recursos que tenemos”, puntualizó.

No obstante, explicó que la logística pudiera dificultar la implementación de los puntos de control por la diversidad de las rutas viales de acceso y salidas en este pueblo, por el que discurre la carrera estatal número 2, así como los accesos desde los municipios de Adjuntas, Ponce y Guayanilla.

En Quebradillas, en tanto, el alcalde Heriberto Vélez Vélez contempla el cierre vehicular al área de Puerto Hermina, pero no así el de las fronteras marítimas de su municipio.

Indicó, además, que realizará rondas preventivas alrededor de la costa y de todo el municipio.

Heriberto Vélez, alcalde de Quebradillas.

“Nuestra Policía Municipal ofrece apoyo directo a la policía estatal en el cumplimiento de lo establecido en la Orden Ejecutiva de la gobernadora, que incluye, entre otros, el toque de queda”, manifestó.

Dijo que las alternativas que pudieran tener los navegantes incluyen Guajataca y el Puerto Hermina. Sin embargo, en ninguno de ellos se reciben embarcaciones marítimas, ya que el acceso es difícil y peligroso.