A pesar de que el poderoso huracán Irma, que al pasar al norte Puerto Rico tenía vientos sostenidos de 185 millas por hora, en el País los resultados no fueron catastróficos. 

En general, el saldo en la zona metropolitana del fenómeno atmosférico más fuerte que se ha detectado en el océano Atlántico se redujo a árboles caídos y una falla craza en los servicios de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE). 

En su momento más errático, la AEE reportó que sobre el 70% de sus abonados no tenían servicio de luz. 

Asimismo, las principales vías de Puerto Rico se vieron intransitables por árboles caídos que interrumpían el flujo vehicular. La mayoría -en los pueblos de San Juan, Guaynabo, Cataño y Caguas- fueron habilitadas en menos de 24 horas. 

No se inundó Vietnam

La comunidad de Vietnam, en Guaynabo, construida en la costa, no sufrió de inundaciones. 

“Hasta ahora, todo está bien. No hay daños estructurales. Todo ocurrió con normalidad, aunque se sintieron las ráfagas bien fuertes”, dijo el líder comunitario Víctor Torres.

Asimismo, comunicó que la mayoría de los residentes pernoctaron en sus residencias a pesar de la cercanía con la Bahía de San Juan.

Lo que sí perdió la comunidad fueron los servicios de agua y luz. 

Múltiples daños de hogares en Cataño

El alcalde de Cataño, Félix “El Cano” Delgado, comunicó que unos 20 domicilios del residencial Juana Matos sufrieron daños estructurales. 

Además, en el barrio La Puntilla, zona costera que se encuentra bajo el nivel del mar, se “metió el mar a la carretera”, expresó. Sin embargo, esto no causó mayores incidentes. 

Las brigadas del municipio se tiraron a la calle desde la noche del miércoles para trabajar los incidentes y proteger la vida de sus residentes. 

“Con el plan de mitigación, de limpiar y tener gente en las bombas, logramos que no se inundara”, expresó satisfecho Delgado. 

“Con el equipo que tenemos yo espero que en semana o dos semanas, todo vuelva a la normalidad”, expresó.

La Bahía Viva, el recién remodelado malecón, también sufrió algunos daños tras la entrada del mar al área. 

Cataño también quedó sin servicio de la AEE. 

A pesar de todo lo sucedido, Delgado dijo sentirse preparado ante próximos fenómenos naturales como Irma. 

“Se demostró que tenemos el equipo”, sentenció.

Solidaridad en Caguas

Cuando se le preguntó al alcalde de Caguas, William Miranda Torres, qué incidencia resaltaba del paso del huracán Irma por su municipio, no dudó en destacar la cooperación entre sus compueblanos.

“La cooperación de las comunidades en el proceso de recuperación ha sido extraordinaria. Resalta lo que es nuestro modelo de gobernanza democrática, donde trabajamos con la gente”, enfatizó Miranda Torres. 

Asimismo, acentuó la preparación de los ciudadanos como el eje clave que previno accidentes fatales. 

“Debo destacar que en esta ocasión los ciudadanos respondieron mucho mejor a nuestro llamado a prepararse y proteger sus vidas y propiedades. Creo que a esto debemos que no tuvimos mayores pérdidas, ni humanas ni materiales”, comunicó en declaraciones escritas. 

Según el líder los cagüeños, los daños ocasionados por el fenómeno fueron “básicamente los mismos que el resto del País, árboles y vegetación sobre el tendido eléctrico u obstruyendo las vías de rodaje, derrumbes y daños a algunas viviendas”. 

Por esto, no dudó en lanzarse a la calle para, inmediatamente, habilitar las principales vías de rodaje. La carretera más afectada fue la 172 hacia el municipio de Cidra.

Los barrios Beatriz y San Antonio fueron los más devastados, indicó.

Como los alcaldes anteriores, Miranda manifestó que el tema de la falta de energía eléctrica ha sido su mayor obstáculo. 

Por el momento, se mantiene en comunicación con la AEE “principalmente a través de la Zona 10 de la Oficina de Manejo de Emergencias Estatal, tal como ellos nos indicaron”. 

En estos momentos, Caguas se encuentra trabajando el estimado de los daños. 

¿Cuándo se espera que Caguas vuelva a la normalidad completamente?, le preguntó Zona Urbana. 

“Ciertamente todavía estamos en la etapa inicial de verificar los daños como para poder contestar esta pregunta, aunque tenemos que reconocer que volver a la normalidad va a requerir mucho tiempo”, respondió.

Respecto al servicio de agua en Caguas, el alcalde señaló que en los lugares donde el agua llega por bombeo “posiblemente pronto se vaya el agua, sino se ha ido ya”.  

La Planta de Piedras Blancas de Juncos está fuera de servicio y afecta la planta de Caguas Norte. Por esta situación, los sectores que pueden verse afectados son: el Centro Urbano, Bairoa hasta Rio Cañas. . 

A los sectores Beatriz, La Jurado y Los Panes le darán agua por gravedad, desde la planta de Cidra. 

Además, la AAA ubicó un Oasis en las Parcelas Tomás de Castro.

Miranda Torres indicó que el pasado jueves se reanudó el servicio de recogido de basura. Hoy se normalizarán las rutas. Ya el lunes se comenzará a recoger la basura como de costumbre. El municipio estableció una estación de recolección de material vegetativo en el antiguo Moisty Park, para llevar el material que vayan recogiendo. Las rutas de reciclaje se reanudarán más adelante.