El propósito es servir, pero también, vivir la experiencia de sentirse útiles para la sociedad.

La fundación sin fines de lucro The Mission Continues, capítulo de Puerto Rico, comenzó su labor en la Isla en 2018 tras los estragos provocados por los huracanes Irma y María en 2017. Desde entonces, para los voluntarios se ha tratado de un esfuerzo que les hace sentir plenos en su interés por ayudar a comunidades en general.

“La misión es ayudar a los veteranos que, a pesar de que ya se salieron del ejército, podemos ver cómo ellos todavía necesitan y quieren laborar en la sociedad, en las comunidades, seguir ayudando a la patria”, resaltó Elizabeth Martínez González, líder junto con José Cruz de la entidad en Puerto Rico. “Es poder dar nuestro granito de arena cuando hay una emergencia, una necesidad, ayudar en labores para impactar a los niños, a quien lo necesite”, añadió la veterana, quien sirvió a la Guardia Nacional de Puerto Rico de 2000 a 2014.

El voluntariado incluye haber asistido a sectores afectados por los sismos de este año. “Con lo de los terremotos hemos estado impactando en el área sur. En enero, febrero y marzo compramos los suministros y luego nos fuimos y los distribuimos en ciertos lugares en el área”, reveló con orgullo sobre la entidad, con origen en Missouri.

Durante la pandemia por la crisis de salud por el COVID-19, también ha habido compromiso por tender la mano. Entre las misiones recientes, se incluye la repartición de comida a necesitados.

Entre sus labores se incluyen la repartición de comida en Yauco, San Germán y San Juan.

“Llamamos a organizaciones sin fines de lucro para ayudar y supimos que Caribbean Produce estaba proveyendo los vagones congelados con comida, y decidimos ir y logísticamente ayudar a bajar la mercancía y distribuirla a la gente”, detalló. “Hicimos dos en Yauco, a civiles”, especificó. “El 22 y 23 de este mes lo hicimos, pero solamente para veteranos, uno en San Germán y el otro fue en San Juan, comida donada que repartimos”, agregó la líder de la fundación, quien anunció que también están trabajando en el concepto de llevar huertos caseros a diversas comunidades.

Trabajar en huertos caseros forma parte de la agenda de la entidad sin fines del lucro.

Además, enfatizó en el interés de brindar asistencia con la mano de obra para otras funciones que han incluido pintar escuelas, murales y canchas para el disfrute de los estudiantes, así como en la siembra de árboles y la limpieza de playas, entre tantos otros.

Martínez destacó el valor de la fundación para sus miembros. “Hay un estigma de que los veteranos hemos ido a la guerra y cuando regresamos somos un estorbo para la sociedad porque tenemos problemas mentales, tenemos pstd (trastorno por estrés postraumático), que tenemos una serie de cosas, y este programa ayuda a cambiar esa mentalidad de cómo nos ven”, afirmó. “También, ayuda a mejorar el estado anímico, ayuda a bregar con la situación de la salud mental de nuestros veteranos, a la unión con sus familias porque a la fundación también pueden pertenecer miembros de la familia”, dijo.

Para solicitar más información sobre la entidad, puedes escribir a [email protected] o [email protected]. Los interesados en enviar su donación pueden hacerlo a través de missioncontinues.org/donate.