Todos los días llego al albergue con la ilusión de escuchar muchas veces la campana de adopción. La sonamos cada vez que uno de nuestros caninos o felinos salen hacia un nuevo hogar. El sentimiento de haber logrado nuestro compromiso es indescriptible.

Sin embargo, son muy pocas las veces que suena. Es inexplicable, ya que hay una variedad de candidatos hermosos de todos los tamaños, colores, estilos y temperamento. Por ser mezclados, generalmente, son sumamente saludables y llegan a un nuevo hogar vacunados, esterilizados, desparasitados y con microficha.

Lo único que hace falta es crear conciencia de que hay muchas criaturas que llevan tiempo esperando por una nueva oportunidad.

Muchas personas preguntan, ¿por qué adoptar un perro o gato? La adopción provee experiencias positivas tanto a la persona como al animal. Los beneficios son innumerables, son vidas que salvan vidas. Personas con impedimentos, depresión, soledad, niños con discapacidad y en pleno crecimiento se benefician al compartir con amigos de cuatro patas.

Sabemos que los animales son agradecidos, leales, que su amor es incondicional, no juzgan y disfrutan de las cosas simples de la vida como pasear, salir a coger sol, dormir una siesta o simplemente hacer travesuras para llamar la atención de su guardián.

Maritza Rodríguez, Directora ejecutiva The Humane Society PR
Maritza Rodríguez, Directora ejecutiva The Humane Society PR

Son innumerables las razones que podemos detallar, pero para nosotros en los albergues, la adopción es la oportunidad que tenemos de salvar vidas. Un candidato que sale para un nuevo hogar, alivia un espacio que nos permite ayudar a otro. Lamentablemente, son muchos los que llegan y pocos los que salen, quizás por la falta de educación.

Es un hecho que miles de animales que entran anualmente al sistema de albergue son, generalmente, entregados por sus guardianes. Lo que quiere decir, que muchos de ellos ya están acostumbrados a la vida familiar. Los menos afortunados son los de casos de maltrato, camadas no deseadas y realengos. La gran mayoría son mezclados o satos, pero igualmente llegan perros de raza, generalmente adultos, con la misma necesidad de ser adoptados.

Si desea añadir un canino o felino como parte de la familia, es importante que considere visitar un albergue de animales para darse la oportunidad de conocer los diferentes candidatos. Por otro lado, puedan aportar a la sociedad ayudándonos a proveer una segunda oportunidad de vida, disminuir la eutanasia por falta de espacio, pero sobre todo disfrutar, con expectativas reales, las bonanzas de tener una mascota en el hogar.

Para más información, accede a https://www.facebook.com/HumaneSocietyPR