La comunidad científica está en consenso que solo nos quedan diez años para actuar sobre la crisis climática. Es uno de nuestros mayores retos y no atenderla pondría en riesgo la vida de todas las personas. Urge atender sus consecuencias cada vez más exacerbantes.

En el nivel más básico, el cambio climático es el resultado catastrófico de un planeta que se está calentando por el aumento de los gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera. Muchas de las emisiones de estos gases provienen de la quema de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas).

Hernaliz Vázquez Torres.
Hernaliz Vázquez Torres.

El cambio climático afecta directamente a Puerto Rico. En el lapso de cinco años, la isla enfrentó varias tormentas, una sequía de meses, erosión costera, inundaciones, con el huracán María 357 casas fueron destruidas, estuvimos sin comunicación y sin energía de ocho a once meses y lloramos a 4,624 muertos. Todo esto ha significado pérdida de sustento, de viviendas y la interrupción de la vida diaria.

Igualmente, en los últimos años se desataron escándalos masivos de corrupción y la situación económica y social se deterioró debido al mal manejo del gobierno, que hace caso omiso a las injusticias y desigualdades en el país. Ahora, afrontamos la pandemia del COVID-19 en condiciones de precariedad y empobrecimiento.

En el verano 2019, los puertorriqueños se levantaron y se lanzaron a abrazar la posibilidad de reimaginar a Puerto Rico y moldear nuestra realidad. Es momento de continuar esos esfuerzos. Si deseamos un País justo, es necesario que se ponga en el centro de la conversación la crisis climática que estamos atravesando.

Para enfrentar la crisis climática debemos hacer un análisis holístico para abordar las causas sociales que exacerban estas catástrofes por el cambio climático y que tengamos como pilares esenciales de nuestra agenda la justicia y la equidad. No tendremos justicia ambiental, económica, social y climática si no detenemos la devastación ambiental, erradicamos la pobreza y la inequidad económica, y construimos una nueva economía que sostenga la vida.

Es por esto que, varias organizaciones y ciudadanos/as/es se juntan para reclamar al gobierno una acción urgente que atienda el impacto de la crisis climática. Los diez reclamos de la “Declaración por la crisis climática” incluyen: una política pública transversal sobre cambio climático; nombramientos de personas comprometidas con la justicia climática; actualizar leyes para mitigar esta crisis; adoptar una Ley de costas; fiscalizar contratos para evitar conflictos con metas ambientales; transformación hacia una economía sostenible; generar empleos para restaurar bienes naturales; planificación del suelo acorde a la crisis climática; participación ciudadana; compromiso con energía renovable, protección de costas, sistemas estuarinos, terrenos agrícolas y detener la tala de árboles.

Nuestra visión es que esta iniciativa “Acción Climática Ahora”, sirva para dialogar, difundir y unir nuestras propuestas, acciones e iniciativas sobre la crisis climática, para adelantar la transición hacia otro Puerto Rico más justo y sostenible. Entendemos necesario unirnos en el esfuerzo de visibilizar la emergencia climática, tras el paso de los huracanes Irma y María, vulnerabilidad ante terremotos y pandemia. Hay que enfocar nuestras agendas en la transformación del sistema, particularmente para las poblaciones, seres y espacios más vulnerables de nuestro archipiélago y país. La iniciativa busca lograr una agenda de trabajo compartida que asegure nuestros ecosistemas y vidas para hacer de nuestras comunidades, espacios seguros e inclusivos ante la realidad del cambio climático.

Hacemos un llamado a que se unan a nuestros reclamos. ¡Exigimos acción y justicia climática, ahora! Queremos un Puerto Rico donde todes vivan de manera digna.