Este próximo sábado es el día de Navidad. Hemos tenido un año complicado, retante y difícil. El premio más grande y mejor regalo debe ser para todo el pueblo puertorriqueño que ha demostrado su temple, valentía, tolerancia y resiliencia.

Llevamos varios años que no han sido “cáscara de coco”, pero seguimos adelante. Es por eso que comparto los regalitos que Santa debería traerles a las figuras más importantes de nuestra isla. Ajuste su cinturón que por ahí viene Santa y su trineo.

• A Pedro Pierluisi, una brújula a ver si logra poner en rumbo a Puerto Rico.

• A Manuel Laboy, una ristra de petardos a ver si los fondos asignados comienzan a moverse en lugar de seguir “obligados”.

• A José Luis Dalmau, una trotadora a ver si pone el Senado a correr de una vez y por todas.

• A “Tatito” Hernández, un diccionario que lo ayude a definir el ELA.

• A Jenniffer González, una motora Harley- Davidson para que recorra la isla de aquí al 2024.

• A García Padilla, un rosario para que rece cada vez que piense en postularse otra vez.

• A “Charlie” Delgado, la lámpara de Aladino, para ver si lograr ser candidato a la Gobernación otra vez.

• A Juan Dalmau, que tenga más guisos en televisión que Jaime Mayol.

• A Manuel Natal, una cena con Gabriel Boric, a ver si descubre alguna fórmula para crear coaliciones en Puerto Rico.

• A Mariana Nogales, una casa de campo.

• A Elizabeth Torres, un “tour” por DC con Doña Miriam.

• A Rivera Schatz, un lucha tipo “alambre de púas”, frente a Eliezer Molina, en la cartelera de aniversario de Carlitos Colón.

• Al Proyecto Dignidad, un líder fuerte que le dé dirección.

• Al PPD, un novenario en la Catedral de San Juan.

• A Carmelo Ríos, dos contenedores con detergente “Maestro Limpio” para desinfectar al PNP de la corrupción.

• A Rafael Machargo, un pasaje de ida para el Tíbet.

• A la Junta de Control Fiscal, pasajes de ida, todo pago, a Madagascar.

• A la jueza Taylor Swain, un televisor para que vea “La Comay”.

• A Carlos Mellado, unos boletos en primera fila en el próximo concierto de Bad Bunny.

• A Bad Bunny, que bauticen con su nombre la próxima variante del COVID.

• A Steven Muldrow, una flota de guaguas de la AMA para que siga “dando pon” a los corruptos.

• A Domingo Emanuelli, un curso intensivo con el FBI para identificar corruptos.

• A Tito Trinidad, una silla en la Junta de Directores del Banco Popular.

• A Raphy Pina, una membresía honoraria en CODEPOLA.

• A Jaime Mayol, un “reality” tipo “casa de cristal” con la “Burbu”.

• A todos ustedes, nuestros lectores, mucha salud para gozar y sufrir en el 2022.