Educación vuelve a dejar para lo último las escuelas del suroeste

Por Lester Jiménez y Sandra Torres/Para Primera Hora 08/08/2019 |11:45 p.m.
El Horizonte
Además de continuar con el proceso de nombramientos que aparenta estar bajo control, con excepción de materias de difícil reclutamiento como educación especial, inglés, química y matemática. (Suministrada)  
Falta de maestros y planteles aun sin acondicionar le darán la bienvenida al semestre escolar en en el sur y oeste del país.

Cuando el lunes próximo vuelvan a sonar los timbres en las escuelas públicas del país y con su sonido se anuncie el inicio del nuevo semestre escolar, una parte de la población estudiantil del país probablemente se enfrentará a los mismos problemas de siempre: falta de maestros y planteles que aún no están condiciones óptimas. 

Así lo indicó Myrtha Villamil, presidenta de la Junta local de Mayagüez de la Asociación de Maestros (AMPR) quien sostuvo que el Departamento de Educación (DE) volvió a dejar para lo último los preparativos para el inicio de clases.

“Todos los años es el mismo cuento. Es un problema administrativo a nivel central”, sostuvo Villamil.

A principios de semana, el secretario de Educación, Eligio Hernández Pérez, indicó que restaban unas 1,000 plazas docentes por ser atribuidas en toda la Isla, pero mostró confianza en que todo se resolverá antes de que inicien las clases el próximo lunes.

“El DE quiere hacer ver que todo está bien, pero si notas, el secretario (de Educación,) apenas se ha expresado en los medios de comunicación. Yo espero que sea porque están trabajando fuerte para el inicio de clases”, subrayó Villamil.

La titular de la Asociación de Maestros en el Oeste aseguró que, al menos en el área de Ma yagüez, aún quedaban plazas por nombrarse. Mayagüez tiene 462 maestros asociados aproximadamente, entre permanentes y transitorios y sobre 550 maestros en total, según Villamil. 

“Aquí en Mayagüez, solo en las ocho escuelas que yo visité, faltaban como 37 plazas por nombrar, entre maestros de inglés, español, bellas artes, bibliotecarios y de educación especial”, sostuvo.

Recordó que el año pasado se nombraron profesores a mitad de semestre, lo que afecta directamente el aprovechamiento de los estudiantes.

“Entendemos que muchos maestros se jubilaron. Pero ellos (DE) tenían conocimiento de los maestros que se iban a jubilar. Eso no fue a última hora”, señaló.

De igual forma, sostuvo que, a días de iniciar las clases, todavía faltaban planteles por acondicionar las áreas comunes y salones. De igual forma, hacían falta materiales en algunos planteles, como también denunció a principio de semana la presidente de la AMPR, Ada Díaz.

Por lo pronto, Villamil indicó que la Asociación de Maestros estará muy atento al desarrollo del semestre escolar en toda la Isla.

“Este primer mes es importante. La presidenta Aida Díaz y todos en la Asociación de Maestros le vamos a seguir dando seguimiento a todas las escuelas de Puerto Rico para conocer cuáles son las plazas que faltan y qué está pasando con todo lo que tiene que ver con el semestre escolar”, sentenció.

En tanto, la mayoría de los 146 planteles de la Región de Ponce se encontraba en el acondicionamiento de las áreas, situación que, al parecer, incomodó a muchos maestros que comenzaron el año el lunes en medio de limpiezas y reparaciones.

Además de continuar con el proceso de nombramientos que aparenta estar bajo control, con excepción de materias de difícil reclutamiento como educación especial, inglés, química y matemática.

Sin embargo, el Departamento de Educación en la Región de Ponce aseguró que está listo para recibir a cerca de 46,000 alumnos que llegarán a las escuelas de Villalba, Coamo, Santa Isabel, Juana Díaz, Ponce, Adjuntas, Utuado, Jayuya, Peñuelas, Guayanilla, Yauco y Guánica.

“Nosotros visitamos el 100 por ciento de las escuelas y hasta el momento, ninguna tiene dificultad para que los estudiantes no puedan comenzar. Las escuelas funcionaron hasta mayo, no se supone que haya ocurrido algo fuera de lo normal para que no puedan empezar en agosto”, manifestó la superintendente Iris Vanessa Berríos Lucas quien tiene a su cargo 108 escuelas elementales, 34 secundarias y cuatro especializadas.

La directora regional del Departamento de Educación estableció que la prioridad del secretario Eligio Hernández Pérez en cuanto a los planteles escolares, “son los comedores, los baños y el patio, lo demás, se va a ir trabajando, pero, paso a paso, eso se va a trabajar, lo de la pintura”.

“Hay municipios que tienen unos contratos de limpieza que están en los planteles; ya los directores escolares tienen conocimiento de a quién tienen que acudir para servicios y reparaciones. En cuanto a la fumigación, desde el 15 de julio se están fumigando todas las escuelas para que el 100 por ciento estén fumigadas”, estableció Berríos Lucas mientras explicó que “tenemos 82 escuelas de la región que están con OMEP, 60 en Autoridad de Edificios Públicos y en cuatro que son compartidas”, dijo.

Sobre el área de comedores escolares, la directora regional destacó que cuentan con 620 empleados, “y eso es buenísimo porque hace muchos años que no nombraban tantos puestos; tenemos siete supervisores de Distrito”.

“En el almacén de alimentos y equipo de Ponce se distribuyeron en julio los alimentos necesarios para dar los servicios de desayunos y almuerzos, se realizaron las compras de productos frescos y para el servicio de dietas especiales. En cuanto a la limpieza y el acondicionamiento de los comedores, personal de esa área se reportó desde el 1 de agosto para limpieza y acondicionamiento de las áreas”, afirmó. 

En cuanto al nombramiento de maestros, Berríos Lucas destacó que el proceso “está bastante adelantado”, aunque no pudo especificar cuántas plazas faltan por llenar.

“Tenemos 3,118 maestros asignados, otros en dopaje, también estamos nombrando por lista de turnos. El miércoles pasado hicimos una convocatoria de 78 puestos, se reciben, se evalúan, se envían a dopaje, puede tardar dos o tres días e inmediatamente se nombran. También estamos con los asistentes de Educación Especial porque somos la región más grande, en total 497, unos por contrato, otros permanentes”, resaltó.

Por su parte, el maestro de historia de la Escuela Superior Jardines de Ponce, José Ernesto Torres Gómez, lamentó que el comienzo del año escolar para el personal de ese plantel se diera en medio de reparaciones y limpieza, lo que a su juicio “es patético”.

“Llevo diez años en el sistema y dos en esta escuela, pero esta vez me sorprendió que el mismo día que los maestros regresamos a el año escolar, lunes 5, ese día empezaron a limpiar, a pasar máquina de presión y luego pintar. En esa misma dinámica de acondicionamiento del plantel, estamos nosotros tratando de tener los talleres correspondientes al inicio de curso”, expuso el maestro ponceño.

“Esto nos afecta porque a veces no podemos estar en un área de la escuela, si están trabajando en los salones, pero, sobre todo, pienso que para este viernes será un poquito problemático el que los padres lleguen en esa dinámica de reparaciones. Dudo mucho que puedan tener la escuela acondicionada para el lunes”, advirtió.

Torres Gómez denunció que esa escuela tiene problemas estructurales, “con un techo que es como un puente, está básicamente colapsando, pegadito con dos varillas explotá’s, eso se va a caer en algún momento y va a golpear o matar a alguien. Eso se denuncia y no hacen nada”.

En tanto, Luis Pérez Crespo, director Escuela Arístides Cales Quirós de Guayanilla insistió en la Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) ha cumplido con gran parte de las reparaciones que necesitaba el plantel.

“Hasta el momento me faltan unos aires acondicionados para los estudiantes de Educación Especial, se tiene que habilitar con aire acondicionado, pero ya se supone que este próximo sábado se monten, porque están trabajando durante los fines de semana también. Han llamado para recoger escombros, para reparar la iluminación, por lo menos se ha visto que se ha hecho el trabajo”, dijo el director escolar, a la vez afirmó que “al momento me han enviado todo el personal”.

Para Estrella Rivera Ramos, delegada del grupo magisterial Educamos en Ponce, Juana Díaz y Villalba, “todavía esta semana la mayor parte de las escuelas estaban haciendo su limpieza y arreglos”.

“La mayoría de los maestros que están faltando son de Educación Especial y de Inglés; en la escuela Aurea Rivera Collazo de Ponce solo hay un conserje a cuatro horas en un plantel bien grande, y entonces tienen la necesidad del nombramiento de dos conserjes”, resaltó Rivera Ramos, al agregar que Ponce cuenta con 44 planteles, mientras que Juana Díaz tiene 24 y en Villalba tienen 11.


Regresa a la portada