El viaje que hizo el enebeísta José Juan Barea a Puerto Rico ayer martes lo convenció de que Puerto Rico necesitará mucha ayuda para poder levantarse y debido a ello ya tiene listo un segundo vuelo aéreo para este viernes para traer más productos de auxilio y de primera necesidad.

Así lo reveló Barea a Primera Hora en la tarde del miércoles al describir lo que vio de Puerto Rico desde el aire como “fuerte, increíble y muy triste”.

“Hice el viaje y regresé el mismo día porque estoy en mi entrenamiento. Pero ya tengo todo cuadrado para otro vuelo el viernes. Será nuevamente con el avión de Mark Cuban. Él y los Mavericks se han portado conmigo de manera increíble y están preparados para seguir ayudándonos”, dijo Barea, quien estimó en alrededor de 35,000 a 40,000 las libras de ayuda que transportó a la Isla el martes.

“Llevamos agua, generadores eléctricos, medicinas y comida. Las medicinas las coordinaron un grupo de doctores boricuas que hay acá que se comunicaron con los de allá para conocer las necesidades”, precisó Barea, comentando que el vuelo del viernes repetirá más o menos el mismo protocolo y traerá más o menos la misma cantidad de ayuda.

El base del Equipo Nacional explicó que coordinar el viaje primero tomó días en lo que se consiguió que en Washington le diera luz verde para poder realizar el vuelo. Al menos ya el del viernes está aprobado, gestión que han seguido coordinando la gente de los Mavericks.

“Yo no podré viajar el viernes, pero mi esposa (Viviana Ortiz) será quien estará a cargo de la operación y hará el viaje nuevamente”, destacó Barea.

El canastero dijo que la comunidad de Dallas, compuesta por gente de todas las nacionalidades y primordialmente los estadounidenses, mexicanos y boricuas se han desbordado en proveer los productos que se han transportado y transportarán a la Isla.

“La gente llevó tantas cosas que se llenó el lugar donde estábamos recogiendo todo. Acá hay un restaurante de unos boricuas que se llama Adobo, y el estacionamiento de ese negocio es el centro de operación de las recolectas. Allí se cargaron seis camiones para enviar a Puerto Rico aparte de las cargas que se está movilizando en el avión”.

Barea dijo que su compromiso con ayudar no cesará.

“Seguiremos haciendo gestiones. Sé que acá la gente sabe que la cosa está difícil allá pero creo que no saben cuán dura es. Llevaremos ese mensaje y sé que las ayudas seguirán llegando porque el respaldo ha sido total de todas partes”.