Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Orgulloso del logro de Berríos

Por Joel Ortiz Rivera 03/06/2019 |11:45 p.m.
El guayamés Eddie Rosario está muy feliz por la distinción que le dieron a su compañero de equipo.
Eddie Rosario está matando la competencia en la pretemporada. Hasta ayer bateaba .500 con nueve inatrapables en 18 turnos al bate, incluyendo dos jonrones. (AP / John Bazemore)  

Las buenas noticias parecerían no parar de llegarle a Eddie Rosario este año.

Primero, su cuerpo se siente muy bien luego de la lesión que le detuvo el pasado año.

Además, tiene un nuevo dirigente que le ha expresado todo su apoyo, ha comenzado la primavera con el bate encendido y ahora su compatriota José Berríos fue escogido para abrir el partido inaugural para los Mellizos.

“Estoy súper contento por él porque se lo merece. Hizo un gran trabajo el año pasado y sigue trabajando bien duro”, expresó Rosario sobre la designación de Berríos.

“Él quiere ser grande y yo me siento orgulloso de él. Eso era algo que él quería y ahora le toca salir a competir para poder demostrar que se merece lo que él más anhelaba. Y yo voy a él”, agregó Rosario.

El dirigente de los Mellizos, Rocco Baldelli, seleccionó a Berríos como el as de su rotación el lunes, luego de lo que describió como una discusión muy corta con su equipo de trabajo.

Rosario indicó que siempre se mantiene dándole la la mano a su compatriota.

Ambos fueron drafteados por Minnesota y llevan toda su carrera con los Twins.

Rosario fue escogido en el 2010 y Berríos en el 2012.

“Yo siempre estoy y estaré ahí ayudándolo en lo que puedo, hablándole de cómo piensan los bateadores, qué cosas nosotros buscamos y cosas así”, dijo Rosario.

El guayamés, quien en el 2018 fue el mejor bate de Minnesota,  ganará $4.2 millones por una campaña en el 2019 en un pacto acordado para evitar el arbitraje. Pero no ha perdido de vista que los Mellizos otorgaron multimillonarios contratos multianuales a figuras como Max Kepler ($35 millones, cinco años) y Jorge Polanco ($25.75 millones, cinco años).

  “Conmigo no se han sentado  todavía. El año pasado fue más o menos para esta época que me hablaron. Yo estoy a la disposición de escuchar, siempre y cuando todo sea para mi bienestar y sea conveniente. Conmigo no hay problema, pero no sé cual es el plan del equipo conmigo”, sostuvo, aunque aclaró que al momento su enfoque está en mantenerse saludable y poder jugar toda la temporada.

“Pero no me molestaría quedarme, como tampoco me molestaría si tengo que ir a la agencia libre. Ahora mismo no pienso en eso. Solo sé que al momento soy un Twin y pienso en mi equipo y en llegar lo más lejos posible”, finalizó Rosario.

Regresa a la portada