El boricua Édgar Martínez está de regreso en Cooperstown, Nueva York, para la exaltación de la Clase 2020 que lidera Derek Jeter y dijo que se disfrutará del Salón de la Fama y que el colorido pueblo de los exaltados ha recuperado sus características.

El bateador designado de los Mariners de Seattle fue exaltado en el 2019 a Cooperstown y está de regreso por primera vez al lugar que lo inmortalizó, que es venerado por el béisbol y que estuvo inactivo en el 2020 por la pandemia del COVID-19 y porque no hubo escogidos al Salón de la Fama por la Asociación de Escritores de Béisbol de Estados Unidos.

Relacionadas

Notó que el pueblo rural que es Coopertown ha cogido vida nuevamente como anticipó a la exaltación de uno de los grandes y que jugó toda su carrera en Nueva York.

“Ayer, cuando llegamos a Cooperstown, pasamos por el pueblo. Tiene calles cerradas y ahí se vio a los fanáticos caminando por el pueblo. Se vio el ambiente de Cooperstown para esta fecha (de exaltación). No sabemos cuántos van a venir, pero ya se veía el ambiente de la fanaticada en el pueblo”, dijo el doradeño.

La ceremonia de exaltación ocurrirá a las 1:30 p.m. de hoy miércoles. Además de Jeter también será exaltados el jardinero Larry Walker, el receptor Ted Simmons y el ejecutivo Marvin Miller.

Martínez dijo que se podrá disfrutar Cooperstown en esta ocasión. Aclaró que en el 2019 fue un momento único que estuvo acompañado de múltiples actividades promocionales o mediáticas que lo mantuvieron ocupado. Esta vez, el miembro de Salón de la Fama dijo que se siente distinto llegar a Coopertown exaltado versus arribar para ser exaltado.

“Ahora no hay tanto evento a los que asistir. Es mucho más relajado ahora. Uno se puede disfrutar más el evento”, dijo.

El ambiente en Cooperstown era único. Jóvenes, niños y ancianos de todas partes del país y del mundo, caminaban por la calle principal (Main Street).
El ambiente en Cooperstown es único. Jóvenes, niños y ancianos de todas partes del país y del mundo, caminan por su calle principal (Main Street).

Jeter es la figura de la exaltación. Fue escogido en su primera oportunidad de llegar a Cooperstown, aunque no ocurrió con la unanimidad que se le anticipaba.

Martínez compartió terreno con Jeter en batallas de postemporada y en temporada regular, y dijo que piensa en lo que simbolizó Jeter: pelotero, Yankee y Nueva York.

“Me viene la mente la trayectoria desde novato y cómo se desarrolló, la gran carrera que tuvo, el tipo de pelotero que ha sido, el significado que ha tenido para la organización y la ciudad de Nueva York. Es una carera tremenda y una de las mejores el béisbol”, dijo.