Cora está señalado como una de las personas que creó en el 2017 el esquema que usaron los Astros de Houston de robar señales del equipo contrario usando tecnología. Ya fueron suspendidos por Major League Baseball y despedidos por los Astros a raíz del esquema, el dirigente de los Astros A.J. Hinch y su gerente general, Jeff Luhnow.

Mientras MLB continúa la investigación que ya produjo los castigos contra los Astros - ahora con la edición campeonail de Boston de 2018, también por supuesto uso inapropiado de la tecnología -  los Medias Rojas de Boston y Cora anunciaron este martes que terminaron su relación laboral a raíz de los señalamientos contra el boricua en el esquema. Una vez concluya esa investigación, se espera que el comisionado Rob Manfred le imponga una fuerte sanción a Cora.

“Es un trago amargo porque es un boricua que hasta ahora había tenido una carrera bien bonita, aunque todavía hay que probarle lo que le señalan”, dijo Oliveras, quien actualmente es coach de los finalistas Indios de Mayagüez en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente.

Cora fue coach de banco de los Astros en el 2017, cuando la organización ganó el campeonato de las Grandes Ligas. Al año siguiente, Cora fue contratado por los Medias Rojas de Boston y guió al equipo a una temporada histórica de 108 victorias que concluyó con el campeonato.

Cruz dijo que conoce al cagüeño Cora y a su familia desde que jugaba en los 70 para los Criollos en la Liga Profesional de Puerto Rico y describió que se siente triste con la noticia.

“Estoy sentido por lo que está pasando Cora. Es triste para nosotros y Puerto Rico porque ha sido un buen servidor. Es una noticia triste por lo quiero mucho a él y a su familia”, dijo Cruz.

“Es tremendo coach y mánager. Estoy sentido. No tengo nada negativo que decir de Alex”, agregó Cruz, quien es una leyenda en los Astros de Houston.

Mientras, Rodríguez dijo también se sentía triste por la noticia, pero que mantiene el respeto por Cora.

“Estoy  apenado por lo sucedido, y no en el aspecto deportivo, sino en el aspecto personal. Alex Cora sigue teniendo mi respeto y admiración al 200 por ciento. Lo considero un amigo y un buen puetorriqueño”, dijo Rodríguez.

La noticia es un balde de agua fría para Puerto Rico por el momento histórico que vive el País, dijeron los entrevistados.

Rodríguez agregó que Puerto Rico pasará por momentos de enojo y frustración con el dirigente boricua, quien ha sido un héroe para el País. Y usó su experiencia en las Grandes Ligas para dejarle saber al público que antes de juzgar sepa que Major League Baseball usó selectivamente la investigación sobre el robo de señales en los Astros.

“Va a ser un proceso de frustración, de enojo, pero las personas que estamos en esto sabemos que las cosas no son tan simples como las quieren dejar ver, y por esa línea me molesta que MLB ha tenido problemas desde hace más de 25 años más serios que estos y no los ha atendido como atiende esto, metiéndole recursos a investigaciones. Lo considero hipócrita de MLB el ser tan selectivo y no atender cosas más serias que estas”, dijo Rodríguez.

En la investigación de los Astros también estuvo mencionado el exjugador boricua Carlos Beltrán, quien en el 2020 debutará como dirigente en las Grandes Ligas con los Mets de Nueva York. Beltrán no será castigado ya que ningún jugador de los Astros será penalizado por su participación en el esquema.

Tras la salida de Cora, quedan tres dirigentes boricuas para la temporada 2020. Además de Beltrán, vuelven Dave Martínez, quien en el 2019 condujo a los Nacionales de Washington a ganar la Serie Mundial y Charlie Montoyo con los Azulejos de Toronto.

El también boricua Josué ‘Joe’ Espada, quien por las pasadas dos temporadas fue el ‘bench coach’ de Hinch en Houston, es uno de los candidatos para reemplazarlo en la dirección de los Astros.