El comisionado del Béisbol, Rob Manfred, ha confirmado a la cadena ESPN lo que ya antes reportó el portal The Athletic, que la investigación contra los Red Sox de Boston en torno a la investigación sobre el posible robo de señales utilizando tecnología en el 2108 ha concluído. Hablando anoche en el programa SportsCenter ha declarado que hará público los resultados antes que comience la próxima temporada.

“Terminamos con la investigación. Ha habido un atrasado en los términos de producir el informe escrito porque, para ser sincero, no hemos podido escribirlo por otras razones. Pero, tendremos el reporte de Boston antes de que se resuman los juegos”, dijo Manfred a ESPN.

Hace más o menos una semana, The Athletic reportó que los Red Sox ya conocen los hallazgos y no están de acuerdo con ellos, lo que supone que en efecto se debe haber confirmado algún tipo de pillaje. El portal reportó la noticia hablando con un abogado de los Medias Rojas quien confirmó haber refutado los descubrimientos.

Los Red Sox fueron sometido a una investigación para conocer si establecieron un sistema de robo de señales utilizando tecnología luego que otra evaluación sacó a la luz que los Astros de Houston lo hicieron así durante las temporadas del 2017 y 2018. Dicho informe reveló que el boricua Alex Cora, entonces coach del banco de los Astros, fue instrumental en establecer ese sistema en el 2017, campaña en la que Houston ganó su primer trofeo de la Serie Mundial. El cagüeño pasó luego a dirigir a los Red Sox, con quien ganó la Serie Mundial del 2018.

La investigación a Houston arrojó que MLB anunciara suspensiones por un año al dirigente de los Astros, AJ Hinch, y al gerente general Jeff Luhnow. Ambos fueron sucesivamente despedidos por el propietario de los Astros.

En cuanto a Cora, por su parte, el comisionado estableció en su primer informe que anunciaría una suspensión para él cuando terminara la investigación de Boston. A la espera de eso, y previéndose al menos un año de suspensión, Cora llegó a un acuerdo con la gerencia de los Medias Rojas para dejar su posición como dirigente en Boston.

El reporte de los Astros, para el cual se utilizó el testimonio de los jugadores ofreciéndoles inmunidad a todos, solo mencionó al entonces pelotero boricua Carlos Beltrán, como otro responsable de perfeccionar el sistema. Debido a su nombramiento, éste se vio forzado a renunciar al puesto que había aceptado para debutar como dirigente en las Mayores este año, al frente de los Mets de Nueva York.