El padre del delantero Lionel Messi envió una carta a la Liga española de fútbol el viernes en la que señala que su hijo es libre de dejar al Barcelona de inmediato sin tener que cubrir la cláusula de rescisión de contrato de 700 millones de euros (837 millones de dólares).

La carta se da a conocer a los pocos días que la Liga afirmara que Messi seguía bajo contrato hasta junio de 2021 y que no podía dejar al conjunto catalán sin cubrir la sanción.

En la carta, que ha sido leída por The Associated Press, Jorge Messi cuestiona tal aseveración y dice que el contrato le permite a su hijo salir del Barsa al final de la temporada, que este año fue aplazada por la pandemia del coronavirus.

Lionel Messi apeló a la cláusula para abandonar al club la semana pasada, poco después de la humillante derrota de 8-2 sufrida frente al Bayern Munich en los cuartos de final de la Liga de Campeones.

Barcelona asegura que la cláusula expiró el 10 de junio y avisó a Messi que estaba obligado a continuar con el equipo hasta completar el contrato o de lo contrario pagar la cláusula de rescisión.

El Barcelona le ha ofrecido a Messi una extensión de dos años, con lo que formaría parte del club hasta la temporada 2022-23. Los azulgranas quieren que la “Pulga” complete su carrera en el club al que se vinculó hace casi 20 años.

La carta de Jorge Messi, que también es el representante del delantero, fue enviada dos días después de que no se llegara a un acuerdo en una reunión entre él y el presidente del club, Josep Bartomeu.

Además de la incertidumbre sobre el futuro de Messi, el Barcelona sigue hundido en una crisis tres semanas después de la derrota ante el Bayern Munich el 14 de agosto. Y hay pocos indicios de que el club esté cerca de retomar el rumbo a pocas semanas del inicio de la nueva temporada.

El equipo se ha concentrado en hacer que Messi cambie de parecer sobre su salida. Bartomeu y el nuevo técnico Ronald Koeman han dicho que el proyecto de reestructuración del Barcelona gira en torno al atacante argentino, por lo que convencerlo a quedarse es crucial para ayudar a sacar al club de una de las peores crisis de su historia.

El Barsa inicia la temporada de la Liga enfrentando al Villarreal a fines de mes.

También resulta incierto qué sucedería al resto del plantel después de que Bartomeu y Koeman anunciaran cambios “profundos” en el equipo.

Koeman dijo que no contaría con algunos elementos clave, entre ellos Ivan Rakitic, Arturo Vidal y Luis Suárez, un amigo cercano de Messi y posiblemente una de las razones por las que el argentino ha solicitado dejar al conjunto. Pero hasta ahora sólo Rakitic ha salido del equipo para reincorporarse al Sevilla, mientras que el resto continúa entrenando con normalidad con el resto del plantel.

El atacante de 33 años criticó varias veces la gestión deportiva del club durante la temporada. No se ha presentado a los entrenamientos con miras al próximo curso y esquivó las obligatorias pruebas de coronavirus a las que el plantel fue sometido el domingo.