Con el anuncio oficial de que el “Papá de los Pollitos”, el jinete John Velázquez, montará a Medina Spirit en el Preakness Stakes este sábado en Baltimore, se completa la fiesta boricua que habrá este fin de semana en el jockeyroom del hipódromo Pimlico Park, sede el clásico.

Velázquez será el líder de más de una decena de jinetes boricuas que montará en Pimlico entre el viernes y sábado en dos programas de carreras llenas de clásicos que culminan con el Preakness Stakes, que es la segunda pata de la Triple Corona.

Velázquez llega a Pimlico junto a los hermanos Ortiz, Irad y José Luis, desde los hipódromo de Nueva York, y se sumarán allí a la colonia de jinetes boricua que tiene base en Pimlico y otros hipódromos del circuito de Maryland, entre los que se encuentran Charlie Márquez, Víctor Carrasco, Carol Cedeño, Ángel Cruz, Jevián Toledo, Johan Rosado, Xavier Pérez y Alexander Crispín.

Relacionadas

Para Carrasco, quien fue reconocido en el 2020 como el Héroe Anónimo de las Cuadras de Maryland por su aportación social, el junte es especial porque son pocas las veces del año que la colonia de jinetes boricua de Maryland puede compartir el jockeyroom y el arrancadero de la pista con los tres “caballos” del momento, Velázquez y los Ortiz.

Carrasco lo contó con emoción, imágenes y al detalle.

“Si miras al jockeyroom verás como 25 jockeys y como 15 seremos puertorriqueños”, calculó.

“Va a estar Carol, la reína de Puerto Rico”, agregó Carrasco sobre la jockette de Toa Alta que busca este año establecer una marca de títulos de victorias en la temporada de otoño del hipódromo Delaware Park.

“Y va a estar por primera vez Alexander Crispín, el premio Eclipse Aprendiz, que nunca ha compartido con Irad, José Luis y John. Usualmente nos conocemos todos o sabemos quiénes somos, pero algunos no nos conocemos personalmente”, agregó.

Víctor Carrasco es uno de los jinetes que está feliz con el junte boricua en Baltimore. (CManchegoSports)
Víctor Carrasco es uno de los jinetes que está feliz con el junte boricua en Baltimore. (CManchegoSports)

Crispín fue premio Eclipse por la categoría Aprendiz en el 2020 en el que Irad ganó su tercera Eclipse corrido en la categoría de Jinete de Primera. No fue una ceremonia presencial, por lo que Crispín e Irad estuvieron en distintos escenarios recibiendo el premio.

Solo Velázquez y los Ortiz montarán en el Preakness. Irad montará a Midnight Bourbon, que apareció ayer como tercer candidato, y José Luis a Risk Taking, que tiene posibilidades 15-1. Medina Spirit, de Velázquez, es el amplio favorecido 9-5 luego de su victoria en el Kentucky Derby el 1 de mayo. Esta vez, la distancia del Preakness es 1 3/16 de milla, que es más corta que el Derby. Vale destacar que los abogados del entrenador de Medina Spirit, Bob Baffert, lograron ayer un acuerdo para que dejen correr al ejemplar, quien esta semana se conoció arrojó positivo a un esteroide tras su triunfo en el Kentucky Derby y espera porque la prueba sea confirmada antes de ser destituido del premio oficialmente.

Uno no tiene muchas oportunidades de vernos juntos y habrá clásicos en que uno mire para el lado en el arrancadero para ver a John, a Irad, a los mejores jinetes del mundo. Va a ser bonito

-Víctor Carrasco

Pero habrán varios clásicos ese fin de semana Pimlico que tendrá la presencia de muchos más boricuas arrancando desde el gate. Carrasco será uno de ellos.

“Uno no tiene muchas oportunidades de vernos juntos y habrá clásicos en que uno mire para el lado en el arrancadero para ver a John, a Irad, a los mejores jinetes del mundo. Va a ser bonito”, dijo. “Verás también a los internacionales Luis Sáez (panameño) Javier Castellanos (venezolano).

La jockette Cedeño irá en al menos tres clásicos entre el viernes y sábado ante los “caballos”, incluyendo uno de $200,000 en que también montan Velázquez, Irad y Toledo.

Habrá carreras de allowance de 13 caballos que serán montados por seis jinetes boricua y otras de ocho ejemplares con cuatro puertorriqueños.

Lo curioso del junte es que no es nuevo. Carrasco dijo que el junte ocurre cada vez que llega el fin de semana del Preakness.

“Eso es casi siempre, año tras año. La mayoría de las veces ocurre”, dijo. “La diferencia es que este año hay unos jinetes nuevos”.