La fondista puertorriqueña Beverly Ramos se quedó corta en sus expectativas de mejorar su marca personal de los 21 kilómetros, al cronometrar este sábado en Polonia 1:14:39 en el Campeonato Mundial de Media Maratón celebrado en la ciudad de Gdynia.

Ramos, que llevaba dos años sin competir en eventos internacionales por una lesión en su talón izquierdo, vio retrasado su regreso al ruedo competitivo tras la lastimadura, debido a la pandemia del COVID-19 que impidió que realizara varias pruebas que tenía en agenda para los primeros meses de 2020.

La trujillana arribó en la posición 74 en la carrera que dominó la keniana Peres Jepchirchir con un nuevo récord mundial de 1:05:16, superando la antigua marca por casi un minuto.

Ramos tenía la expectativa de cronometrar 1:11:30 para sumar puntos suficientes en el escalafón de la World Athletics que la ayudaran en la carrera por obtener la clasificación para el Maratón (42K) de los Juegos Olímpicos de Tokio, en caso de no conseguir la clasificación directa.

La atleta deberá buscar ahora la marca mínima exigida en el Maratón para ganarse el boleto a Tokio, que es de 2:29:30.

Con su registro de este sábado en Polonia, de 1:14:39, Beverly también se quedó algo distante de su marca personal y marca nacional para la distancia de 1:12:09.

La alemana Melat Yisak Kejeta (1:05:18) y la etíope Yalemzerf Yehualaw (1:05:19) completaron el podio este sábado en Gdynia.

La versión masculina la ganó el ugandés Jacob Kiplimo con registro de 58:49, un nuevo récord para el evento del campeonato de media maratón. Kiplimo superó cómodamente al keniano Kibiwott Kandie (58:54) y al etíope Amedework Walelegn (59:08).