El pasador boricua Pelegrín Vargas, hijo llegó a un acuerdo para jugar en la liga A1 de voleibol de Grecia, informó con el jugador, que veía lejos la meta de comenzar una carrera profesional en el voleibol.

Vargas verá acción en la temporada 2021-22 con el equipo OFI, que tiene su sede en la isla más grande de archipiélago giego, Creta. La temporada inicia el octubre.

Su firma llegó con familiaridad con el personal técnico del club OFI, que conoce a Vargas por las valiosas referencia de los boricua que jugaron en la A1 de Grecia, como Ossie Antonetti, Víctor ’Vitito’ Rivera y Fernando Morales, compartió el atleta.

Relacionadas

“Ossie y ’Vitito’ jugaron para el dirigente del equipo. Fernan también jugó hace tres o cuatro años, y me lo recomendaron. Me dijeron que es muy bueno con los jugadores jóvenes. Y eso me dio esperanza”, detalló Vargas, quien está muy feliz con esta firma.

Antonetti es el actual dirigente de la Selección Nacional a la que pertenece Vargas. Morales es el dirigente de la Selección femenina.

El jugador de 23 años reconoció que tuvo muchas dudas sobre si tendría un futuro en el voleibol profesional, el que se le augura como uno de los principales prospectos del país y miembro desde hace dos años de la Selección Nacional adulta. Sus dudas surgieron porque el mercado en Europa está competido y acaparado por jugadores de Suramérica. OFI, de hecho, firmó recién a un esquina venezolano de nombre Juan Vásquez.

También dijo con honestidad que tuvo dudas porque no tuvo un buen año para terminar su carrera en la NCAA y que su físico de 6′3 de estatura no le abre puertas como a un jugador que 6′9 de estatura.

“Tuve dudas por lo que estamos pasando. En cualquier momento un club te puede decir que no tiene el dinero. En mi caso tuve mucha competencia con Suramérica y, siendo bien honesto, no fue mi mejor año en la Universidad. Ahora me siento más en ritmo. Me he estado preparando mejor y voy a estar con la Selección un par de semanas. Me siento revitalizado”, declaró.

“Y le digo a la gente que no soy un jugador que te impresiona en un video, como sí lo haría un jugador de 6′9. Sí te puedes dar cuenta de lo que puedo hacer si me ves en un juego. A veces es difícil entrar en un mercado cuando tu carta de presentación no grita. Estoy consciente de eso y trato de trabajar con los pies en la tierra, trabajando en mis cosas, sin buscar la aprobación de nadie, sino buscando la oportunidad”.

Vargas compartió que tuvo una segunda oferta para jugar en Portugal.

Pese a perder los últimos ocho desafíos de la temporada regular debido a una lesión en la muñeca derecha, Pelegrín Vargas, hijo, fue el segundo mejor del conjunto en total de puntos con 266.5.
Pelegrín Vargas, hijo, lleva la sangre de unos de los jugadores más fuertes en el Voleibol Superior.

Hijo del legendario voleibolista del mismo nombre, Vargas es un jugador que domina los fundamentos. Se ha dicho que entre los jugadores de su generación, que incluye a Gabriel García, es el que más voleibol y recursos técnicos tiene. En el 2019 fue titular con la Selección adulta en los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Ahora, con la firma, el atleta espera poder demostrar su voleibol en cancha y establecerse en el voleibol profesional.

“Estoy supermotivado de, más que todo, tener la oportunidad de decir: ’Estuve y se me dio, o no se me dio’. En vez de decir: ’Contra, nunca se me dio la oportunidad’. Me hubiese dolido mucho pensar el qué hubiese sido. Pero aquí está la oportunidad y ahora está en mi hacerla lo mejor que se pueda”, expresó.

Pelegrín Vargas, hijo, en los Juegos Panamericanos Lima 2019 ante Cuba.
Pelegrín Vargas, hijo, en los Juegos Panamericanos Lima 2019 ante Cuba. (Suministrada (custom credit))

Vargas es parte de la nueva generación de jugadores que ha aceptado el reto de devolver a la Selección Nacional a mejores años. Además de Vargas y García, otros jugadores de ese grupo son el acomodador Arturo Iglesias, quien previo a la pandemia consiguió un contrato con uno de los principales equipos en Polonia; el esquina Pedro Molina, el líbero Arnel Cabrera y el acomodador Brian Negrón.

A ese grupo se les unen veteranos como el opuesto Maurice Torres, que ganó este año el título de anotadores de la liga de Turquía, y el líbero Dennis del Valle, quien fue finalista en la liga de Portugal.

Puerto Rico llegó a estar clasificado séptimo en el mundo en el 2007, en la era de Héctor ‘Picky’ Soto. Actualmente ocupa el puesto 43.

Vargas también aceptó el reto como lo hizo recién García luego de su firma en la Serie A1 de Italia con el club Lube, que es de los principales en Europa.

“La firma de Gabriel es grandísima; nadie había logrado eso saliendo en universidad. Va a aprender mucho y nos va a ayudar en cantidad a la Selección. Hay muchos talentos jóvenes que está en esa misma búsqueda de esa oportunidad, con mucha hambre por representar al país. Hay que traer al voleibol a dónde se merece. El voleibol es de tradición en Puerto Rico. Si lo comparas con Estados Unidos, Puerto Rico vive el voleibol. Y me gustaría que en algún momento estuviésemos cerca de la sepa de la época dorada del voleibol. Vamos poco a poco, con mucha esperanza, con hambre, tras esa oportunidad y, después, nos reunimos en los veranos y nos ponemos a trabajar por representar a Puerto Rico”, estipuló.