Tom Cruise acaparó los reflectores al asistir a un partido de béisbol con su hijo Anthony Connor, a quien adoptó con Nicole Kidman.

La polémica por su presencia en el estadio de los Gigantes de San Francisco comenzó cuando empezaron a difundirse las fotos del actor sentado en las gradas sonriendo y saludando a los fanáticos.

La estrella de Hollywood, de 59 años, lucía irreconocible, con el rostro hinchado y con papada.

“Tom Cruise ¿Qué le has hecho a tu hermosa cara? ¡Me decepcionó muchísimo cuando te vi en las gradas en el juego de los Dodgers! ¡Deja de ponerte basura en la cara”, tuiteó un fan, mientras que otro puso en tono de broma: “¿Qué pasa con las hinchadas mejillas de ardilla?”.

Algunos se preguntaron si, al igual que Ricky Martin, el actor habría sufrido una “reacción alérgica”. Ni Cruise ni su equipo se han pronunciado sobre las críticas.

La estrella de Hollywood, de 59 años, lucía irreconocible, con el rostro hinchado y con papada. (AP Photo/Jeff Chiu)
La estrella de Hollywood, de 59 años, lucía irreconocible, con el rostro hinchado y con papada. (AP Photo/Jeff Chiu)