Un beso del guapísimo Channing Tatum. Ese fue deseo principal que Alisa Finley, una joven de 18 años con tumor cerebral, quería cumplir antes de morir.

Y lo obtuvo. Bueno, casi. El actor le envió un beso a través de un vídeo de un minuto en el que también le cantó el popular tema de Pharell “Happy”, mientras se encontraba junto a su esposa Jenna Dewan Tatum en la alfombra roja de la fiesta de Vanity Fair tras los premios Oscar.

En la página de Facebook dedicada a sus deseos, la joven también compartió una foto que tomó un fotoperiodista durante la ceremonia cuando la pareja grababa el vídeo.


La lista de deseos de Finley incluye cosas como un viaje a Europa y probar todos los cheesecakes de Cheesecake Factory. La adolescente ha conseguido 10 de los 48 sueños en la lista, y al lado del beso de Tatum dice: ¡casi listo!