El productor de reguetón Rafael Antonio Pina Nieves, conocido como Raphy Pina, le regaló una casa a cada uno de sus tres hijos por Navidad.

Sin embargo, primero, les hizo una pequeña broma que se convirtió en una lección.

Y es que, al levantarse, los menores encontraron debajo del árbol de Navidad $1 para cada uno. “Ellos se quedaron triste porque querían regalo”, contó el productor de los conciertos de Daddy Yankee, que para su última presentación en Puerto Rico logró vender 11 funciones en el Coliseo José Miguel Agrelot.

Lo que no sabían era la sorpresa que les tenía preparada su padre. Así que los montó en un carro de golf y los llevó a dar una vuelta por la urbanización.

De repente, Pina detuvo el vehículo para hablarles a sus retoños, mientras grababa un video. En ese momento, les contó de su verdadero regalo: una casa para cada uno.

“Hoy me siento mejor al ponerle un techo unos al lado de otro para que sigan estando juntos en su crecimiento. Sé que hay personas que trabajan día a día para lograrlo y otras no, YO le doy las gracias a Dios y a ustedes que son quienes hacen que estas cosas sucedan! Feliz Navidad de parte mía y de mis Hijos”, escribió en su cuenta de Instagram.

(Instagram)
(Instagram)

El mensaje fue acompañado del video que muestra el emotivo momento.

El pasado 8 de diciembre, la oficina de Pina en Caguas fue tiroteada. En la escena se recuperaron 12 casquillos. Los hechos ocurrieron horas después de una balacera ocurrida a eso de las 4:00 de la mañana en el Choliseo, donde se encontraron unos 130 casquillos del mismo calibre.

El incidente se suscitó en medio de la serie de conciertos de Daddy Yankee. La noche anterior, uno de los invitados al concierto fue Anuel AA.

El productor de música urbana anunció en junio de este año que finalmente había logrado divorciarse tras dos años separado de su esposa.

En enero de 2016, Pina fue sentenciado a dos años de libertad supervisada luego de declararse culpable de participar en un esquema de conspiración para desfalcar al desaparecido Doral Bank por $4.1 millones mediante la compra de una residencia en Palmas del Mar, en Humacao.