Detrás de una cara bonita y una sonrisa, se esconde una historia, muchas veces dolorosa. Pero lograr convertir la tristeza en alegría y que te sirva de inspiración para superarte y ser ejemplo para otros, ahí está lo admirable.

Raishmar Carrillo, quien representó a Río Grande en el certamen de Miss Mundo Puerto Rico, es huérfana y se crió en hogares sustitutos del Departamento de la Familia. Y aunque no ganó la corona de reina, se llevó uno de gran valor: Belleza con propósito.

El día que tomamos esta foto, fue para ir a grabar los resultados de la mini competencia de Belleza con Propósito.

Relacionadas

Tenía la emoción de querer ganar esta competencia, pero a la vez miedo. Porque me dudaba, y me preguntaba si yo merecía ese premio sólo por mi historia. Si todas las candidatas tenían su propia plataforma y pasión por servir, ¿por qué iba a ganarlo yo?

Ese día, al ganar, muchos se alegraron tanto y me han escrito desde ese entonces. Poco a poco fui entendiendo, que no es solo mi historia, es que a través de lo que decidí hacer con ella, he podido llegar a miles de ustedes e inspirarlos.

Eso es lo que me llevo, el amor, el respeto y la gran oportunidad de haber sido -y ser, luz para personas que no imaginaba impactar.

Hoy quiero cerrar mi participación en certamen, agradeciéndoles. Valoro su apoyo y me esforzaré en continuar trabajando esta plataforma y conectar con ustedes, y con el Mundo”, escribió la joven en su página de Facebook Raishmar Carrillo - Relatos de una huérfana, tras conocer que había resultado ganadora en la minicompetencia Belleza con propósito.

La joven, con grados académicos en Administración de Empresas y Ciencias del Ejercicio de la Universidad de Puerto Rico, a través de su proyecto comunitario, quiere llevar a otros jóvenes su ejemplo de superación.

“La plataforma de Miss Mundo Puerto Rico ha sido de bendición para mí. Me impulsó a contar mi historia, luego de tanto posponer y dudar si haría una diferencia el que otros sepan de dónde vengo. Y sí, sí la hace. Porque son mis raíces y de ese mismo dolor, nace la mujer que hoy soy.

Ahora me atrevo a contar mi historia. No desde la lastima, desde la madurez que me permitió sanar. Dios me dio una historia, pero también un propósito. Ahora es una herramienta para ayudar a otros que están donde yo estuve, crear consciencia e inspirar. Lo que un día fue una barrera, ahora es mi motor. GRACIAS a todos ustedes por ser parte, acompañarme y creer en mí. Un abrazo inmenso.

Raishmar Carrillo,   Miss Rio Grande.
Raishmar Carrillo, Miss Rio Grande.

Me tomó tiempo, pero logré tomar la decisión de abrazar mi historia. Aceptar que no tuve el comienzo que otros tienen. A la vez, ver por delante una historia, que aún no estaba escrita y me tocaba a mí escribir. No dejaré que el ciclo se repita. Me tocó completar mis estudios, convertirme en una profesional y creer que algo distinto era posible para mí. Lo es, porque lo creo y lo trabajaré.

No me sentí bella hasta que encontré mi propósito. No acepté mi propósito hasta que acepté mi historia y mis debilidades. Crecí en angustía, con muchas preguntas y mucha falta de amor. No culpo a nadie, es solo la historia que me tocó vivir. Pero entre todo, encontré una mujer fuerte”, compartió.

La final de Miss Mundo Puerto Rico se celebró la noche del sábado, resultando ganadora la participante naranjiteña Aryam Díaz Rosado. La concursante de San Juan, Bárbara Betancourt, quedó primera finalista, Miss Fajardo, Bianka Torres, segunda; Miss Río Grande, Raishmar Carrillo, tercera, y Miss Rincón, Chelsey García, en cuarta posición.