Johannesburgo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de África iniciaron un estudio del papel que pudiera cumplir la medicina tradicional en la pandemia de coronavirus.

Un nuevo panel brindará asesoría a los países para las pruebas clínicas, investigaciones y desarrollo de terapias tradicionales en momentos que el COVID-19 se propaga rápidamente por África.

Los casos confirmados en el continente suman 750,000, más de la mitad de ellos en Sudáfrica.

Un comunicado de la OMS dice que la medicina tradicional “tiene muchos beneficios” y el continente tiene gran experiencia en su aplicación.

El director de OMS África, Matshidiso Moeti, dijo que la investigación “debe estar arraigada en la ciencia”.

Varios países expresaron interés cuando el presidente de Madagascar promovió un cocido de hierbas locales como parte de la respuesta de la isla a la pandemia.