San Francisco. La plataforma de alquileres de corta duración Airbnb anunció este jueves una prohibición a nivel global de celebrar fiestas en sus alquileres para garantizar que se cumplen las medidas de distanciamiento social necesarias para combatir la pandemia.

En una entrada en su blog oficial, la compañía de San Francisco (California) explicó que “en aras de la salud pública” quedan prohibidas de ahora en adelante todas las fiestas y eventos en sus alquileres, y se limita el máximo número de huéspedes a 16.

“Se informará a los huéspedes y se les hará saber que si no respetan esta nueva política, Airbnb podrá tomar acciones legales contra ellos”, apuntaron desde la empresa.

Pese a que un gran número de las casas que aparecen en Airbnb ya prohibían la celebración de fiestas (un 73%, según la plataforma), desde el inicio de la pandemia se han sucedido las noticias aparecidas en prensa en varias partes del mundo de grandes concentraciones de personas en residencias alquiladas a través de este portal.

A finales de julio, la compañía suspendió unas 35 propiedades de 25 ciudades de Nueva Jersey donde se habían organizado o se preparaban fiestas multitudinarias en pleno avance de la pandemia.

En noviembre del año pasado, cinco personas fallecieron y varias más resultaron heridas en un tiroteo que se produjo durante una fiesta de Halloween con más de un centenar de asistentes que se celebraba en una casa alquilada a través de Airbnb en la población de Orinda (California).

El anuncio de este jueves llega justo un día después de que la firma anunciase que ha presentado de forma confidencial la documentación necesaria para una salida a bolsa a la Comisión de Mercados y Valores de Estados Unidos (SEC, en inglés).

La salida a bolsa de Airbnb se rumoreaba desde hacía tiempo y el pasado abril su presidente ejecutivo, Brian Chesky, dijo en una entrevista que la empresa estaba preparando el proceso cuando llegó la pandemia, con un gran impacto en el turismo internacional, y obligó a posponer los planes.