Washington. El Pentágono exigirá que todos los miembros de las fuerzas armadas estadounidenses estén vacunados contra el COVID-19 para el 15 de septiembre, según un memorándum obtenido por The Associated Press.

El plazo podría ser adelantado en caso de que la vacuna reciba aprobación formal por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés), o si las tasas de contagio siguen aumentando.

“Buscaré la aprobación del presidente para que las vacunas sean obligatorias a más tardar a mediados de septiembre, o inmediatamente después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos obtenga la licencia, lo que ocurra primero“, indica el secretario de Defensa, Lloyd Austin, en el memorando a las tropas, advirtiéndoles que prepararse para el requisito.

Relacionadas

“No dudaré en actuar antes o recomendar un curso diferente al presidente si siento la necesidad de hacerlo”, agrega.

Se espera que el memorando se publique el lunes.