Miami. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró este viernes en estado de emergencia a la mayor parte de la costa este del estado ante la posibilidad de que el huracán Isaías impacte allí entre esta noche y el sábado por la mañana, posiblemente reforzado a categoría 2.

Al mismo tiempo el gobernador dijo que el estado está “completamente preparado” para este huracán y para los otros que puedan producirse en esta temporada, e instó a los floridanos y estar atentos al desarrollo de Isaías y obedecer las instrucciones de las autoridades.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) incluyó en su último boletín algunos cambios en la trayectoria de Isaías, actualmente sobre la parte meridional de las Bahamas, que “la acercan ligeramente” a la costa este de Florida, aunque el ojo del huracán estará sobre el agua, dijo el gobernador.

El estado de emergencia, que va desde el condado de Miami-Dade hasta el de Nassau, en la frontera con Georgia, permite al estado obtener fondos con más eficacia y agilidad para hacer frente a la situación. Solo quedó fuera el condado de Monroe, donde están los Cayos de Forida.

Imagen de satélite del huracán Isaías.
Imagen de satélite del huracán Isaías. (NOAA)

El NHC ha puesto en vigilancia de huracán a una zona de costa que empieza en Deeerfield Beach, al norte de Miami, lo que significaría que el condado más afectado por la COVID-19 de toda Florida podría librarse del impacto de Isaías, aunque todavía puede haber cambios.

DeSantis consideró que por ahora no parece que vaya a ser necesario abrir albergues para personas que corren peligro en sus hogares, pero señaló que en cualquier caso hay un plan para hacerlo si se necesita.

Los desalojados contarían con unos paquetes personales con mascarillas, guantes y desinfectante para hacer frente al riesgo que entraña estar en lugares cerrados con otras personas debido a la pandemia de COVID-19, dijo en una teleconferencia desde Tallahassee, la capital de Florida.

Florida es actualmente el estado con más casos de COVID-19 después de California y las muertes diarias por la enfermedad llevan marcando récords cuatro días seguidos.

Según el Departamento de Salud de Florida, desde el 1 de marzo hasta hoy 470,389 personas se han contagiado y 6,966 han fallecido, incluyendo a 123 no residentes en el estado que murieron aquí por la COVID-19.

El gobernador subrayó que la agencia estatal de manejo de emergencias cuenta con 20 millones de mascarillas, 22 millones de guantes, 10 millones de trajes especiales y 1.6 millones de pantallas faciales, así como 20,000 termómetros, entre otros insumos.

A sugerencia suya, según dijo, dispone también de 50 generadores para el caso de cortes de energía por Isaías.

El 100% de los centros de la tercera edad del estado cuentan con un generador en funcionamiento, aseveró.

Pero además la agencia de manejo de emergencias cuenta con 9.9 millones de botellas de agua y 2.6 millones de comidas preparadas.