Chicago. El bebé arrancado con un cuchillo de carnicero del útero de una mujer asesinada murió este viernes en Chicago, informaron voceros de la familia.

El estado del bebé era grave desde el ataque a su madre el 23 de abril. La vocera Julie Contreras dijo en un comunicado que Yovanny Jadiel López murió de una herida grave en el cerebro.

El cuerpo de Ochoa López apareció el mes pasado en un contenedor de basura detrás de la casa de una mujer que ha sido acusada del asesinato de la joven de 19 años.

Según los fiscales, Clarisa Figueroa, de 46 años, dijo ser la madre del bebé cuando lo llevó a un hospital. Ella y su hija de 24 años están acusadas de homicidio con agravantes.