No son pocos los que en estos días, ante el recibimiento que se le ha dado en la Isla a Oscar López Rivera, han denunciado que el ex preso político es un terrorista y que no los representa como pueblo.

Precisamente ayer, mientras en el Hemiciclo Cameral se discutía y aprobaba el Proyecto 876, el nombre de Oscar levantó pasiones entre los legisladores del Partido Nuevo Progresista y los del Popular Democrático e Independentista Puertorriqueño.

Sin embargo, López Rivera dijo hoy, en medio de un recibimiento que se le hizo en su natal San Sebastián, que a él nadie lo puede llamar terrorista porque nunca ha tenido la mentalidad “de sembrar terror”. 

El representante José Aponte Hernández fue uno de los que criticó que se le dedique el Desfile Puertorriqueño de Nueva York “a una persona que atentó contra la vida, contra la sociedad, que mató personas, que dejó niños huérfanos…”.

Las expresiones del legislador surgieron luego que pidió un privilegio personal para contestarle a su homólogo popular Carlos Bianchi, quien expresó en el Hemiciclo que a Aponte Hernández, aunque “le molestan los presos políticos”, no ha “visto que se indigne con los políticos presos”.

Sin embargo, Aponte Hernández dijo que una cosa era esa resolución y “otra cosa que se le dé un reconocimiento como un héroe nacional (a López Rivera), como una persona que no ha ido en contra de la libertad, los derechos y la vida de otras personas; y mucho menos que se lo reconozca y se le dedique la Parada Puertorriqueña en Nueva York”. 

De otro lado, el también representante novoprogresista José Meléndez Ortiz coincidió con Aponte Hernández en que la resolución fue un acto humanitario para que el preso saliera en libertad, pero que “eso no quiere decir, y les aseguro a ustedes, que la mayoría del pueblo de Puerto Rico no avala la conducta que usó este señor… De ahí a llevarnos a concluir que el pueblo de Puerto Rico validó de alguna manera lo que este sujeto hizo, son otros 20 pesos. Que esté claro el mundo”, agregó.

Por su parte, el representante independentista Denis Márquez Lebrón, también como parte de su turno de 15 minutos para discutir la medida sobre el Plan Tenesí, dijo que “nadie nos va a decir a nosotros… nadie nos va a imponer como reconocemos nuestra gente; cómo reconocemos a los independentistas. Cada cual reconozca los suyos como quiera. Nosotros… los compañeros independentista de este país estamos orgullosos de la gesta del compañero Óscar López Rivera que estuvo… (preso) por abogar por la independencia de Puerto Rico”.

A esto, Aponte Hernández ripostó que este “no fue preso por independentista; fue preso por violar la ley, por atentar contra la vida de otros humanos seres humanos… Una cosa es que se le haya dado la oportunidad de salir (a la libre comunidad) y otra cosa es que siga incitando a crear desasosiego, que siga creando inseguridad en la familia puertorriqueña”, agregó.

Mientras, consciente de toda la discusión que ha generado su salida, López Rivera sostuvo que “a mí no me puede llamar nadie terrorista. En mi corazón nunca he sentido esa mentalidad de sembrar terror. Yo soy un veterano de Vietnam; experimenté lo que es el terrorismo que se lleva a otra nación”, indicó.

Sostuvo que “me puedo identificar completamente con el pueblo vietnamita, porque yo soy campesino, y la mayoría de las personas en Vietnam que sufrieron ese terror eran los campesinos. Yo como campesino me identificó plenamente con ese tipo de sufrimiento. Vietnam me transformó a mí. Si yo no hubiese ido a Vietnam, yo no estuviera aquí”, agregó.