Acompañado de varios de los nuevos aspirantes del Partido Popular Democrático (PPD) a la Cámara de Representantes en la papeleta de 2020, el también candidato a la reelección Rafael “Tatito” Hernández anunció hoy unas normas que según el legislador marcarán “un contraste” con el desempeño de la actual Legislatura, capitaneada por el Partido Nuevo Progresista (PNP).

Hernández, actual portavoz de la minoría popular en la Cámara y los nuevos aspirantes del PPD a la Legislatura, aludieron a los escándalos de corrupción que involucraron este cuatrienio a los exrepresentantes novoprogresistas Ramón Rodríguez Ruiz y Samuel Pagán. Rodríguez Ruiz fue expulsado de su banca y Pagán renunció a su escaño.

“El año ha comenzado con un reclamo de orden, transparencia y resultados”, dijo Hernández en una conferencia en el Comité Central del PPD en San Juan. Lo acompañaban los también aspirantes a la Cámara Enid Monge, Pedro Irene Maymí, Marlis Sifre, Norberto Olmeda y Carlos Sánchez.

El legislador indicó que hace unas semanas varios de los aspirantes populares al Senado y la Cámara, nuevos e incumbentes se reunieron y acordaron adoptar unas 35 disposiciones o reglas, entre las cuales destacó cinco.

Detalló que estas son: prohibir contratar por servicios profesionales a una entidad jurídica para que esta subcontrate las funciones administrativas de la oficina del legislador.

Establecer las guías salariales para empleados basadas en estudios y experiencia laboral; que el Registro de Cabilderos incluya a los clientes de los cabilderos y que el registro sea accesible y publicado por internet en las plataformas digitales de la Asamblea Legislativa.

Otra de las disposiciones, dijo Hernández, prohíbe que un legislador destine asignaciones legislativas para entidades con o sin fines de lucro, públicas o privadas, en las que pertenezca a la Junta de Directores o sea empleado de ellas, o tenga familiares hasta el tercer grado de consanguinidad así como empleados de su oficina laborando en ella.

Los aspirantes populares prometieron además, prohibir el descargue tácito de medidas legislativas. “No se aprobarán proyectos de ley sin reconocer a las minorías y permitir el debate parlamentario”, expresó el portavoz actual de la delegación popular en la Cámara de Representantes.