Ha sido una larga jornada, llena de muchas emociones para la familia Ferrer Ríos, que hoy participará de una misa en memoria de Héctor Ferrer. 

Decenas de familiares, amigos y políticos, entre otros, han llegado hasta la funeraria Ehret en San Juan, a despedir al líder político que falleció el lunes víctima de cáncer. 

Eduardo Ferrer, hermano del ex legislador agradeció al país todas las muestras de cariño. 

"Le doy las gracias a todo el pueblo por compartir mi dolor... por los cariños, los abrazos y la fortaleza que han brindado a mis padres y a mí para sostenernos en este quebranto", indicó.

El secretario general del Partido Popular Democrático (PPD), Carlos Delgado Altieri es uno de los  que ha dicho presente en el recinto: el alcalde de Caguas, William Miranda y la ex representante Abita Rivera, 

También artistas como Manny Manuel. 

Judith Díaz Santos, vecina de San Juan, es una de las ciudadanas que llegó temprano para elevar una oración por Ferrer. 

"Es una persona noble, que no se casa con nadie y que defiende lo justo. Fue entre toda esta nueva oleada de políticos el ejemplo a seguir", dijo Diaz Santos quien lo conoció en la campaña del Partido Popular en el 2000. 

A las 11:20 de la mañana, comenzó la celebración de la misa, en la que Danny Rivera cantó varios temas, entre estos "Tu pueblo es mi pueblo".

Para el doctor Alexis Cruz, hematólogo oncólogo del fenecido, Héctor Ferrer no solo fue su país, sino su amigo. 

El hematólogo oncólogo habló sobre su experiencia al tratar durante tres años al exlegislador. 

Antes de iniciar la misa de recordación, Cruz aceptó que la situación de salud cuando el líder político llego al Hospital Auxilio Mutuo era complicada y que como todo paciente tenía miedo e incertidumbre. 

Pero describió a su amigo como una persona "valiente, de carácter fuerte ante la enfermedad..."

"Es una persona maravillosa", mencionó el médico quien insistió en que "Héctor José me enseñó muchas cosas que necesita un país. Hoy soy un mejor médico gracias a él". 

Cruz comentó ante los presentes que el fenecido además de darse vida a él mismo la daba vida a  muchos de los pacientes del centro.

"Él fue un ejemplo de valentía, nunca se rindió, su pueblo siempre fue lo más importante y nunca abandonó a sus hijos ni a su familia", agregó.