Aunque está enfocada en trabajar con la emergencia que provocan las lluvias y los fuertes vientos desplegados por la tormenta tropical Isaías, la gobernadora Wanda Vázquez tiene en el tintero emitir una nueva orden ejecutiva para controlar los contagios por coronavirus.

Según informó este jueves, en las próximas horas daría a conocer su determinación sobre las restricciones a la población que impondrá.

“La orden ejecutiva relacionada al COVID-19 vence el 31 de julio. Ya tenemos las reuniones entre los task force. Tenemos las recomendaciones, pero creo que la prioridad ahora de Puerto Rico es trabajar con esta emergencia. Nosotros estaremos comunicándole a nuestro pueblo cuál es la decisión de la próxima orden ejecutiva, sino esta noche, mañana temprano, de manera que podamos trabajar con la emergencia que apremia, que es las lluvias y las situaciones de las inundaciones”, precisó Vázquez, durante una conferencia de prensa realizada en la sede del Negociado de Manejo de Emergencias y Administración de Desastres.

Sobre la mesa está la posibilidad de regresar a un cierre total, debido a que las estadísticas de contagio estén entre un 8% a 10%, según informaron el pasado martes el secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, y el general de la Guardia Nacional, José Reyes.

Pero, la gobernadora no expuso este jueves si se inclina o no a seguir con esta recomendación.

“Lo que le puedo decir al pueblo puertorriqueño es que, si no es esta noche, mañana temprano debemos estar trabajando, informándole al pueblo el resultado de cuál va a ser la orden ejecutiva nueva con relación al COVID-19”, manifestó.

La nueva orden ejecutiva que emitiría la gobernadora entraría en vigor este próximo sábado, 1 de agosto.

Cabe destacar que la directriz actual a la población, restringe la venta de bebidas alcohólicas después de las 7:00 p.m. y los domingos. Además, establece un toque de queda de 10:00 p.m. a 5:00 a.m.