El gobierno les adeuda a los agentes de la Policía de Puerto Rico unos $8.5 millones en horas extras que datan desde el pasado año y de la emergencia de los terremotos en el suroeste a principios de año, aceptó este martes la jefa de personal del Departamento de Seguridad Pública, Melinda Romero.

Detalló, durante la vista de transición que se realiza en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré, en Santurce, que son $254,000 de la época de terremotos y $6.8 en “tiempo regular desde el año pasado hasta junio de este año”.

No precisó si el resto del dinero adeudado es el acumulado entre junio a noviembre pasado.

Aun cuando no le pagan horas extras, el secretario de Seguridad Pública, Pedro Janer, informó que desde que empezó la pandemia han repartido tres millones de mascarillas.

A los policías, dijo Romero, se les reparten las N95. Pero, denunció que “a veces no quieren usar el equipo” que se les entrega para protegerse del coronavirus.

Para que tenga una idea, preparar un policía le cuesta al estado unos $45,000. Mientras, implementar la Reforma de la Policía sale en otros $30 millones.

“Es un proceso que tenemos que seguir, pero si se sigue, vamos a salir de la reforma”, afirmó Janer.

Por otro lado, es la Policía la agencia del Departamento de Seguridad Pública que más demandas tiene, con 310. Le sigue el Negociado de Ciencias Forenses, que recientemente salió de la sombrilla, con 24 demandas y Emergencias Médicas con 21.