Luego de que la Legislatura Municipal autorizara la consolidación de agencias municipales de 30 a 17, la Asociación de Empleados Municipales cuestionó el beneficio de esa acción ante lo que consideraron una “charada”.

El proyecto para la reorganización de la estructura Administrativa del Gobierno Municipal Autónomo de Ponce, dispuso que se redujera de 30 a 17 las dependencias gubernamentales, pero se autorizó la creación del puesto de Gerente de Asuntos Administrativos Internos.

“Para los que estuvimos presentes ha sido una de las charadas más grandes creadas por la administración municipal alguna”, manifestó la portavoz de los empleados, Mayra Rivera, acompañada de un grupo de empleados que portaron pancartas en contra de la administración municipal.

A eso, agregó su inconformidad con los sueldos de los ejecutivos, que van desde $40 mil hasta $70 mil, en medio de una crisis económica que ha provocado el recorte de jornada a más de 1,000 empleados.

Con relación a la enmienda de la ordenanza que permite que el municipio pueda continuar con la operación de los parquímetros, Rivera indicó que durante el tiempo en el que los estacionómetros no han estado operando, los comerciantes han visto un aumento en las ventas.

Por su parte, la abogada Marlese Sifre, presentó un informe de la Oficina de la Contralor que establece que el municipio firmó contratos por $375 mil con varios bufetes de abogados, pero bajo el apartado de servicios de redacción.