Un lagarto sabana monitor y seis ranas pacman figuran entre las especies exóticas dañinas para la fauna de la Isla ocupadas en un cargamento que llegó por un correo privado informó hoy, lunes, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

El secretario interino de esa agencia, Nelson Santiago Marrero, precisó en un comunicado de prensa que el Cuerpo de Vigilantes ocupó en total 16 especies exóticas “dañinas para nuestra fauna”.

El funcionario explicó que las especies incautadas, de escaparse o ser liberadas, podrían afectar la fauna por ser depredadores voraces.

De establecer poblaciones aquí, esas especies representarían un problema pues “podrían acabar con la vida silvestre del área”, expuso Santiago Marrero.

Además del lagarto sabana monitor y las seis ranas pacman, también se ocuparon nueve ranas pixie, que pueden alcanzar hasta cinco libras de peso. 

Algunas especies del cargamento incautado llegaron muertas y otras estaban moribundas, precisó el DRNA.

Los anfibios ocupados consumen en grandes cantidades  insectos y animales nativos como coquíes, algunos de los cuales están en peligro de extinción y anfibios. También, devoran aves nativas, mamíferos pequeños y todo lo que encuentran a su alrededor, destacó la agencia estatal.

“Las personas que importan estas especies violan la Ley 223 y Reglamento de Vida Silvestre. Estos animales representan una amenaza para nuestra flora y fauna, y en ocasiones algunas ponen en riesgo la vida de los seres humanos. Exhortamos a las personas a que no patrocinen este negocio ilícito introduciendo especies exóticas o comprándolas”, manifestó Santiago Marrero.

Estuvieron a cargo de la intervención el teniente Ángel Atienza y el vigilante Ángel Vélez, agregó.

Sin embargo, no se ha informado sobre intervención alguna con sospechosos implicados en la solicitud del cargamento.