El nominado al cargo de Contralor de Puerto Rico, Osvaldo Soto García, no tiene los votos para ser confirmado en la Cámara de Representantes, confirmó hoy el vicepresidente del cuerpo, José “Pichy” Torres Zamora.

El legislador novoprogresista dijo, sin embargo, que favorece que al nominado se le dé la oportunidad de presentar sus credenciales en una vista pública.

El caucus de la Palma en la Cámara se encuentra reunido desde el mediodía evaluando la controvertible designación de Soto García, actual secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza.

El nombramiento de Soto García para el cargo de Contralor es objetado por diversos sectores que sostienen que el nominado, que no es contador público autorizado, no tiene la experiencia ni la preparación para el cargo por un término de 10 años.

El presidente del PNP, Pedro Pierluisi, dijo que no favorece el nombramiento, mientras el presidente de la Comisión de Salud de la Cámara, Juan Oscar Morales, indicó que Soto García trató de torpedear la investigación cameral que sacó a relucir irregularidades en los contratos de las pruebas fallidas del COVID-19 en el Departamento de Salud.

“En el caso mío, personal, quiero que se celebre una vista para ver las competencias de él. Sostengo que el Contralor debería ser contable por el tipo de función que va a realizar”, indicó Torres Zamora.

Para que el nombramiento pueda ser confirmado necesita, al menos, el aval de 26 de los 31 representantes de la mayoría. Aunque eran 33 los miembros de la delegación de la Palma, hay dos sillas vacantes: la de los exrepresentantes acusados de corrupción en el foro federal María Milagros Charbonier y Nelson del Valle.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced incluyó el nombramiento de Soto García junto a decenas de nominaciones a la judicatura y otros puestos, en la convocatoria de la sesión extraordinaria que comienza hoy y concluye el 5 de octubre.