La subsecretaria del Departamento de Salud, doctora Iris Cardona, urgió este sábado a los puertorriqueños a ser responsables y a protegerse en todo momento para evitar ser contagiados con el coronavirus, pero, principalmente, detener la alta tasa de muertes que se registra en la Isla.

“La cifra de muertes por COVID-19 reportada hoy y el aumento, tanto de casos como de muertes, que hemos visto en los pasados días es preocupante. Debemos tener presente, que no se trata solamente de números; se trata de personas, seres humanos que se enferman y mueren. Es por esto que hago un llamado a la solidaridad. No es solo la responsabilidad ciudadana, es la solidaridad y la compasión que debemos tener unos con otros”, afirmó la funcionaria, en momentos en que Salud reportó 21 decesos por coronavirus que elevaron la cifra total a 1,012 en lo que va de la pandemia.

Según detalló la funcionaria, actividades familiares en las que se aglomeran las personas deben ser evitadas. Reiteró en la necesidad de seguir las medidas de precaución, que incluyen el uso de la mascarilla.

“Mientras más nos expongamos, más probabilidad hay de contagiarse, por lo que aumenta la posibilidad de enfermarse y, en el peor de los casos, morir. Una persona asintomática o presintomática, puede contagiar a un familiar y llevarlo a la muerte. Peor aún, una persona que sabe que tiene COVID-19, y no sigue las medidas de aislamiento y protección, continúa llevando la cadena de contagios, que tiene desenlaces fatales”, dijo.

“Las medidas de control impuestas por el gobierno en los pasados meses tienen el objetivo de detener esa cadena de transmisión, pero no podemos estar en todos lados, al mismo tiempo. Es por eso que mi llamado es a no exponerse innecesariamente, usar mascarillas en todo momento, evitar el aglomeramiento de personas y seguir todas las medidas de precaución contra el COVID-19”, añadió.

Insistió en que se debe ser solidario y responsables a la hora de tomar medidas para evitar los contagios. Es que recalcó que este virus tiene efectos diversos en las personas.

De paso, agradeció “a todos los profesionales de la salud que día a día dan el todo en la batalla contra este virus, del cual hemos tenido que aprender en el camino. Que no quepa duda de que en el Departamento de Salud trabajamos arduamente para ofrecer todas las herramientas disponibles contra el COVID-19. Nos preparamos para la llegada de la vacuna, pero esto no significa que se debe bajar la guardia. Las medidas de precaución seguirán siendo vitales para detener la propagación del virus”.