La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, informó que desde este próximo lunes se comenzarán a realizar las pruebas para detectar coronavirus COVID-19 a todas las personas internadas en los hospitales municipales que así lo requieran y que, desde el lunes, 23 de marzo, las mismas estarían disponible vía servicarro.

El servicio, que también incluirá pruebas de influenza vía servicarro y de micoplasma en un laboratorio clínico de la capital, “serán libre de costo. No habrá copago”, sentenció la alcaldesa en una conferencia de prensa realizada en el parque Luis Muñoz Marín.

La iniciativa del servicarro, que inició en Corea del Sur y que también fue copiada en los estados de Denver y Nueva York, así como en Alemania, se hará realidad porque el ayuntamiento logró establecer un contrato con los laboratorios Quest en los Estados Unidos por hasta $1 millón. Esta suma le permitiría hacer unos 13,300 análisis para esta enfermedad, reveló.

Informó que el lunes comenzarían a hacer las pruebas a personas hospitalizadas que lo requieran, así como “a varias personas que tenemos en acuartelamiento o ‘covidtena’”.

La cantidad de personas en distanciamiento social del municipio o contratistas del ayuntamiento suman 150. Estas incluyen 128 personas que trabajaron en el Día Nacional de la Zalsa, celebrado en el estadio Hiram Bithorn, así como una doctora que atendió al paciente de 71 años internado en el Hospital Auxilio Mutuo y que dio positivo a COVID-19.

Informó que las personas de San Juan que se sienta enfermo podrán llamar a partir de este lunes a los teléfonos 787-754-2956, si es un caso que involucre a un adulto, y el 787-754-2955, si es un caso pediátrico, para que sea orientado sobre la necesidad de internarse en el Hospital Municipal de San Juan o en el Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Río Piedras a realizarse las pruebas de COVID-19, influenza o micoplasma.

Informó que en la semana darán a conocer un nuevo número telefónico en el que las personas podrán llamar a brindar información sobre su situación de salud y su historial de viaje para solicitar un número de control e irse a realizar la prueba vía servicarro. Estas comenzarían a realizarse de esta manera el lunes, 23 de marzo, en el CDT de Río Piedras.

Allí, en el servicarro, habrá una enfermera que le tomará la temperatura al paciente a través de una especie de pistola que mide la temperatura. Luego, tomará la muestra por la nariz, si se cree necesario.

Cruz Soto explicó que las personas de San Juan podrán llamar al número de teléfono para consultar si se deben realizar la prueba. Pero, si reside en otro pueblo de la Isla, será el médico que lo atiende quien tendría que comunicarse a solicitar el servicio.

Entre los puntos que se evaluarán para determinar si a una persona se le realiza o no la prueba es los síntomas que tenga, así como su historial de viaje.

Un infectólogo del Hospital Municipal de San Juan, Carmelo Santana, indicó que “si siente dificultad respiratoria, fiebre, tos, busque ayuda médica. Pero tiene que ser juicioso. Si no se controla, las camas de los hospitales no van a dar abasto”.

Por su parte, la alcaldesa fue enfática al establecer que la prueba se realizará sin tomar en cuenta si la personas es o no un ciudadano legalizado en los Estados Unidos

Según informó, el municipio ya cuenta con 2,000 paquetes para realizar las pruebas. Una vez tomada la muestra, se enviarán al laboratorio de Quest en California y los resultaron estarían disponibles entre “tres a cuatro días”.

Por otro lado, la alcaldesa indicó que el municipio está dispuesto a cederle al gobierno de Puerto Rico entre 500 a 1,000 paquetes de pruebas, si el estado así lo necesitara.

“Este no es un momento para la política, tampoco para estrecharse las manos. Es un momento para unirnos en voluntad”, sostuvo.

Agregó, al dirigirse a la gobernadora Wanda Vázquez, que “sabes que tienes en mí una colaboradora. Este es el momento de unidad patriótica, no es momento de divisiones política”.

Las palabras las dijo ya que Vázquez es aspirante a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista y Cruz Soto busca el cargo por el Partido Popular Democrático.

De paso, la alcaldesa hizo cinco peticiones a la gobernadora en esta emergencia del coronavirus.

Entre sus peticiones está el que le entregue a cada municipio $1 millón, de los $160 millones que fondo de emergencia que le permitió la Junta de Supervisión Fiscal utilizar para atender el coronavirus. Dijo que con este dinero podría contratar a Quest para realizar otras 13,300 pruebas de COVID-19 vía servicarro.

También pidió que se le distribuyan a los municipios los $100 millones acumulados en el Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM) para pagar la deuda del estado para atender esta emergencia, que se le dé ayuda a los pequeños y medianos comerciantes, que se le pague el salario a los empleados contratados de Educación Especial en este periodo de detención de labores escolares, así como el Departamento de Asuntos de Consumidor establezca un control de ganancias en artículos de primera necesidad.