NUEVA DELHI. Los usuarios de TikTok en la India despertaron el martes para descubrir que se transferían sus datos de la popular aplicación para videos breves a una subsidiaria irlandesa debido a la veda de decenas de apps chinas en medio de un enfrentamiento militar entre los dos países.

La medida resultó en gran medida simbólica ya que las apps no se pueden borrar automáticamente de los dispositivos en las que ya están descargadas. Se tomó en respuesta al choque fronterizo con China a mediados de mes en el que murieron 20 soldados indios.

“Quieren enviar un mensaje. Es una decisión basada en una situación geopolítica”, dijo Nikhil Pahwa, activista por los derechos digitales.

Manifestaciones en la India reclaman un boicot sobre los bienes chinos desde el enfrentamiento del 15 de junio en la remota región fronteriza del Karakoram.

El gobierno dijo el lunes que vedaba 59 aplicaciones de propiedad china, entre ellas TikTok, operada por la empresa china de internet Bytedance. Sostuvo que los problemas de privacidad significan una amenaza a la soberanía y seguridad de la India.

Las apps prohibidas incluyen algunas que permiten a los usuarios de TikTok agregar efectos visuales y música a sus videos, además de apps para encontrar parejas o participar de videojuegos.

El ministerio de tecnología indio dijo en un comunicado que tenía informes según los cuales las apps móviles “roban y transmiten subrepticiamente los datos de los usuarios”.

La compilación de esos datos y su aprovechamiento por elementos hostiles a la India “es un asunto de la mayor e inmediata preocupación que requiere medidas de emergencia”, dice el comunicado.

Los productos chinos son omnipresentes en la India, desde juguetes hasta teléfonos celulares pasando por ídolos religiosos indios Made-in-China. El comercio bilateral aumentó de $3,000 millonesen 2000 a $95,000 millones en 2018, con un balance fuertemente favorable a China.