Las autoridades buscan a los asesinos de dos mujeres transexuales que fueron baleadas y calcinadas durante la madrugada del martes dentro de un vehículo debajo de un puente de la carretera PR-927 en el barrio Mambiche Prieto en Humacao.

Las víctimas fueron identificadas mediante el dueño registral del automóvil Hyundai Elantra propiedad de la madre de una de ellas.

El objetivo de los investigadores es identificar y entrevistar a las últimas personas que compartieron con ellas, indicó el capitán Teddy Morales, director del Cuerpo de Investigación Criminal (CIC) de Humacao, quien todavía no ha establecido el motivo de los crímenes.

Velázquez Ramos, de 32 años, estaba de vacaciones en la isla desde finales de marzo y tenía pasajes de regreso para finales de abril ya que vivía en Queens, Nueva York.

Mientras que Pelaez Sánchez, de 21 años, llevaba dos meses en la isla ya que viajaba con frecuencia y se hospedaba en el barrio Tejas en Las Piedras.

“Todavía no tenemos la identidad científica de las personas, no porque tengamos prejuicios por su orientación sexual o a la comunidad a que pertenecen, es que estos casos son sumamente complicados. No tenemos un móvil, pero descartamos el narcotráfico, el robo y el más cercano es el pasional”, expresó el capitán Morales.

Todavía no tenemos la identidad científica de las personas, no porque tengamos prejuicios por su orientación sexual o a la comunidad a que pertenecen, es que estos casos son sumamente complicados. No tenemos un móvil, pero descartamos el narcotráfico, el robo y el más cercano es el pasional"

-Capitán Teddy Morales

A través de las redes sociales está circulando un vídeo de las víctimas compartiendo con unos individuos a quienes intentan localizar para ver qué información pueden aportar a la investigación, añadió el investigador, quien espera por la identificación formal de las víctimas en el Negociado de Ciencias Forenses.

Por su parte, el Comité Amplio para la Búsqueda de la Equidad (CABE) exigió a las autoridades a que investiguen el ángulo de odio en el doble asesinato de mujeres trans.

“Exigimos que la Policía investigue adecuada, inmediata y sensiblemente estos viles y atroces asesinatos de Serena Angelique Velázquez y Layla Pelaez. Ya son cuatro asesinatos de personas trans en menos de dos meses. Primero fue Alexa, luego Yampi y ahora Serena y Layla. Ya basta. Las personas trans merecemos vivir en paz, equidad y libertad. Ya basta de tanto odio”, aseveró Ivana Fred, aliada de CABE.

Los portavoces de CABE recordaron que en los últimos 15 meses han ocurrido ocho muertes de personas LGBTTIQ en circunstancias violentas sin que hayan sido esclarecidas.

Además del doble asesinato, se refieren a los crímenes del trapero Kevin Fret, de Alexa en la carretera PR-165, en Toa Baja, de Yampi en Moca, de dos hombres ultimados en el Monumento al Jíbaro el año pasado y otro hombre cuya causa de muerte no se ha determinada el cuál fue encontrado desnudo en Salinas a mediados de febrero.

“Reconocemos que hay una emergencia por motivo del coronavirus, pero no podemos olvidar la otra emergencia que causa la violencia en contra de la gente LGBTTIQ y los posibles crímenes de odio que han ocurrido en los pasados 15 meses. La Policía tiene la obligación de divulgar el estatus de las investigaciones de al menos siete asesinatos, una muerte sin causa determinada y varios ataques en los que personas LGBTTIQ han sido heridas desde enero de 2020”, sentenció Osvaldo Burgos, portavoz de CABE.

Por último, Pedro Julio Serrano, portavoz de CABE, reaccionó indignado al expresar: “es como si hubiera una cacería en contra de la gente LGBTTIQ. Exigimos que la Policía y el gobierno atiendan, de inmediato, esta crisis de violencia en contra de la gente LGBTTIQ. No pueden seguir ignorando estos posibles crímenes de odio. Su inacción es negligente, su silencio es ensordecedor, su insensibilidad es cómplice. Es hora de actuar ya. Somos tan seres humanos como los demás”.