"El FBI toma muy en serio cualquier amenaza creíble de violencia y tiene protocolos estrictos para manejar las amenazas a la vida. Sin embargo, en este momento la Oficina de Campo del FBI en San Juan no ha recibido tal amenaza. Específicamente, no se ha recibido ninguna amenaza de violencia de pandillas en este momento", dijo Leff en sus declaraciones escritas.

Las expresiones atribuidas al jefe del FBI en la isla, Douglas Leff, se emiten hoy mediante comunicado de prensa, luego de que durante el fin de semana trascendieran alegaciones de supuesta guerra entre bandos rivales de residenciales públicos del área metropolitana, como Monte Hatillo, y que la Policía informara que estaba tomando medidas.

Leff exhortó a no hacer caso a rumores infundados, aunque pidió a la ciudadanía que les compartan cualquier confidencia sobre posibles delitos.

"La terrible violencia que Puerto Rico ha visto en los últimos días es lamentable e inaceptable. No obstante, prestar atención a rumores infundados solo causa pánico e inquietud y no sirve al bien mayor. El pueblo de Puerto Rico debe estar seguro de que cada agencia de ley y orden en la Isla está haciendo su parte para responder e investigar pistas serias, según corresponda", rezan las declaraciones escritas.

Las vías de comunicación para confidencias son las siguientes: Policía de Puerto Rico (787) 343-2020 FBI San Juan (787) 754-6000 o el portal www.Tips.FBI.Gov.

"Poner fin al crimen violento no solo se refiere a la aplicación de la ley, sino a todos. Siempre hay alguien que sabe algo y se alienta a las personas con información a presentarse. Se ponen grandes cuidados y recursos para proteger la identidad y la vida de quienes cooperan con las autoridades correspondientes", se indicó.