Las autoridades se encuentran explorando nuevos ángulos en la investigación del crimen de la mujer trans asesinada durante la madrugada del lunes en la carretera PR-165, en Toa Baja, luego de que uno de los jóvenes que publicaron un vídeo en redes sociales mofándose, insultando y amenazando a Alexa asegurara que los disparos que se escucharon en la grabación provenían de una pistola neumática tipo “gotcha” y no de un arma de fuego.

De esta manera, el joven se desvinculó de su participación del asesinato que mantiene consternado al país. Fuentes con conocimiento de la pesquisa del Departamento de Justicia indicaron que los investigadores intentan corroborar o descartar las alegaciones de este joven.

Los otros dos jóvenes que acudieron a las entrevistas estaban acompañados de sus abogados y se acogieron a su derecho a no declarar.

Como parte de la pesquisa se ocupó el vehículo Mazda en el que viajaban.

Ahora los investigadores intentan identificar a potenciales testigos y se encuentran en la búsqueda de vídeos de cámaras de seguridad de zonas aledañas a la escena del asesinato, con el fin de recrear lo que ocurrió en sus últimas horas con vida.

Al atardecer del domingo, un ciudadano denunció a través de las redes sociales, publicando fotos, la presencia de Alexa en el baño de damas en el restaurante de comida rápida McDonald’s de Toa Baja y radicó una querella en su contra porque presuntamente utilizaba un espejo para intentar mirar las partes íntimas de su esposa, la cual resulto infundada.

La legalidad del arresto de uno de los jóvenes mientras se disponía a salir de viaje en el aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín en Isla Verde ha sido puesta en entredicho ya que la manera en la que fue realizada la intervención no cumple con las disposiciones de la Reforma Sostenible de la Policía, según aparece plasmado en la Orden General de Arrestos y Citaciones.

El documento establece que una confidencia no es suficiente para arrestar a una persona, que el arresto sin orden previa es una situación excepcional donde el mismo se presume inválido e irrazonable y que la policía no podrá realizar la detención sin la orden correspondiente, salvo si tuviese motivos fundados para creer que la persona que va a ser arrestada ha cometido un delito grave en su presencia.

La pesquisa no ha establecido el móvil del asesinato, ni ha certificado que se trate de un crimen de odio motivado por la transfobia generada hacia Alexa que durante meses había sido vista deambulando por varios pueblos de la isla al ser rechazada por los suyos agobiada por una profunda depresión.

No obstante, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, ha condenado el asesinato de Alexa el cual catalogó como un crimen de odio y un acto de violencia contra la mujer, e hizo un llamado para que el caso se trate con rigurosidad para que los responsables paguen por el crimen.

Por su parte, la comisionada del Negociado de Ciencias Forenses Dra. María Conte confirmó que la autopsia de Alexa fue completada.

“El cuerpo de Alexa fue entregado anoche a la funeraria seleccionada por los familiares. El Negociado no está en posición de ofrecer más detalles”.